Una adolescente, junto a una amiga, ha drogado a sus padres con medicamentos para hacerles dormir y vulnerar el control de acceso a internet que mantenía su familia. Las jóvenes durmieron a los padres para permanecer conectadas a la Red durante horas.

Las dos adolescentes californianas, con 15 y 16 años cada una, condimentaron unos batidos de un restaurante con medicamentos somníferos para aturdir a los padres.

La pareja mantenía una política de toque de queda que impedía el acceso a internet a partir de las 10 de la noche, según ha informado ‘The Guardian’. Para alargar el tiempo de conexión, la hija de la pareja y una amiga drogaron a los padres y cuando estos se durmieron, permanecieron conectadas a internet durante horas. Se desconoce el contenido de sus visitas a la Red.

Desafortunadamente para ellas, los padres notaron los síntomas del aturdimiento al día siguiente y se hicieron un test para comprobar si tenían drogas en el organismo. El resultado positivo les llevó a denunciar su situación a la Policía.

Según han informado las autoridades a ‘The Guardian’, los padres tuvieron constancia de que era obra de su hija horas después. Por el momento, la investigación se ha centrado en el análisis de las drogas contenidas en el alimento. Se desconoce si los padres presentarán cargos contra las dos chicas.

Fuente: ABC