Un hombre, ciego desde hace 10 años por culpa de una enfermedad degenerativa, actualmente puede ver los contornos de los objetos y las personas gracias al apoyo de un implante de ojo biónico construido por un grupo de investigadores dirigidos por Raymond Iezzi Jr. de la Clínica Mayo en Rochester.

Cabe ilustrar, con información del portal Muy Interesante, que la retinitis pigmentosa, enfermedad hereditaria que degenera las células específicas en la retina y que provoca que algunas personas pierdan la visión, fue la causa de la ceguera. Por su parte, el hombre se puso en manos de los especialistas para probar el nuevo dispositivo llamado Second Sight que prometía brindar una visión artificial, diversa a como todas las personas están acostumbradas a ver con ojos sanos pero, al fin y al cabo, una forma de visión.

Es importante mencionar que el ojo biónico, implantado en el paciente, envía señales de ondas de luz directo al nervio óptico; ello, agregado a un chip instalado en la parte posterior del ojo con múltiples electrodos que brindan 60 puntos de estimulación, ha sido parte del milagro.

Asimismo, se externa que el dispositivo se complementa con unas gafas, las cuales tienen una cámara en el puente de la nariz y retransmiten las imágenes a un pequeño ordenador ajustado como un móvil en el cinturón. Las imágenes son procesadas y redirigidas como información visual desde el ordenador al implante. El implante agrega imágenes y las transmite a la retina. De la retina pasan al cerebro, constituyéndose la visión en la persona.