Bielsa no sirve para el Tricolor

El argentino Marcelo Bielsa no tiene el perfil para ser entrenador de la Selección Mexicana de Futbol. No, amable lector, no sirve para el Tricolor, no cumple con los requisitos, fracasaría magistralmente con el equipo azteca.

No, señores, a Marcelo Bielsa le gusta trabajar y centrarse en lo futbolístico. No podría cumplir con el compromiso que representa grabar comerciales y salir en programas absurdos por orden de los dueños del balón.

Bien le queda el sobrenombre de Loco, pues solo un desquiciado (en México) pediría un Centro de Alto Rendimiento acorde a lo que necesita una Selección Nacional para su desarrollo futbolístico.

¿Traer su propio equipo de prensa? Ni pensarlo. Cómo se atreve el señor Bielsa a querer sacar a gente tan “capacitada” que lo mismo revienta a jugadores, que celebra títulos y que levanta falsos a periodistas.

No, amigos, Marcelo Bielsa fracasaría con el Tricolor. No sabe tratar como se merecen a nuestros jugadores divas. Ni pensar que deje fuera a los “referentes” Giovani dos Santos, Paul Aguilar o Guillermo Ochoa.

Por supuesto que no, el Loco no debe llegar a la Selección Mexicana. Pues el futbol mexicano corre el grave riesgo de dejar de ser “marketinero” y se convierta en un representativo dedicado al 100 % a lo deportivo.

Le cuento que las condiciones de Marcelo Bielsa, ventiladas por diversos medios de comunicación, son imposibles de cumplir para el grupo que domina al combinado azteca. Sabemos que Televisa, TV Azteca y Grupo Pachuca tienen mucho poder sobre el Tricolor, lo cual terminó por parar la llegada del Loco a la Selección Mexicana.

¿Por qué? Sencillo, dos de los grupos estaban de acuerdo en que Bielsa ni siquiera se asomara a una cámara para grabar un comercial mientras fuera entrenador de la Selección Mexicana. Uno de ellos (ya se imaginará cuál) dio un golpe en la mesa y exigió que el Loco al menos estuviera en tres comerciales y en uno que otro de sus programas “deportivos”.

¿Remodelar el Centro de Alto Rendimiento? Muy complicado, el dinero de las giras por Estados Unidos no deja el dinero suficiente para invertir en lo deportivo, menos si Bielsa se niega a apoyar con la publicidad a la Selección Mexicana.

¿Juegos con selecciones top del mundo? De ninguna manera. México no tiene derecho a dejar a Bolivia, Honduras, Panamá, Trinidad y Tobago y a uno que otro equipo de relleno de Europa sin un partidito molero en tierras norteamericanas.

Por eso y por mucho más, señores, el Loco no sirve para la Selección Mexicana. Tampoco servirá Sampaoli ni mucho menos el Tuca. Primero se debe dejar ese espíritu mercantil que se antepone a lo deportivo en el futbol de esta nación.