Sí, hoy todos somos Tigres

No es por moda ni mucho menos por subirnos a un barco ajeno, pero hoy todos los que somos parte directa o indirectamente del futbol mexicano debemos dar un grito de guerra en favor de los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Razones hay muchas, pero la más importante es que los felinos son los representantes deportivos de México en uno de los torneos más importantes del mundo, la Copa Libertadores de América. Esa copa que lastimosamente se le escapó a Cruz Azul y Chivas.

Hoy debemos alentar desde nuestra trinchera al Tuca Ferretti, a Nahuel Guzmán, a Jürgen Damm, a Gignac, a Guerrón, a los Libres y Locos y a toda esa afición que espera gritar con fuerza en el Monumental de River.

#TodoMéxicoesTigre, bien lo señala ese hashtag. Somos un país donde nos podemos muchas veces poner el pie a nosotros mismos, pero en momentos de darnos la mano nunca decimos que no y más cuando es para un logro deportivo.

Hagámoslo si quieren por la manera en que han maltratado al balompié azteca en Sudamérica, por la manera en la que le robaron a Santos Laguna ante el mismo River, por la manera en Pumas fue sometido por el arbitraje ante Boca, por las provocaciones al Bofo en la Bombonera, por la burla del Internacional a Chivas en Porto Alegre.

Gritemos ese gol contenido por las fallas de Pinheiro en la final Boca vs Cruz Azul y en recuerdo de Enrique Meza y ese enorme triunfo en Copa Sudamericana ante Colo Colo, único título de Conmebol que presume México.

Y es que más allá de llamarse Tigres, Cruz Azul, Chivas o Pachuca, lo que nos une es el nombre de México, ese país futbolero que se ha quedado tantas veces muy cerca de la gloria.

Es momento de que el futbol azteca se dé a respetar en Sudamérica. Que argentinos, brasileños, chilenos y colombianos vean que en México se tiene táctica y el futbol no lo basamos en patadas para amedrentar.

Ojalá Tigres haga llorar al Monumental como lloraron los hinchas de River en ese fatídico descenso a la B. Que los Millonarios bajen de su nube y se den cuenta que no se puede festejar un título sin siquiera haber jugado el partido.

Hazlo, Tigres. Hazlo por el Volcán, por Monterrey, por México. Hazlo por el América, por las Chivas, por Pachuca, por Pumas, por Santos, por Cruz Azul, por todos los que de alguna manera se han quedado con las ganas de festejar algo histórico.

Hazlo también por los Rayados, porque de esta manera la vara estará muy alta y el único beneficiado será el futbol mexicano. Hazlo por tu historia, por tus colores y por la institución que representas.

Nosotros, desde la distancia gritaremos: #TodosSomosTigres.