El Centro de Apoyo al Trabajador (CAT) -respaldado por organismos estadounidenses- pretende desestabilizar a diversas empresas del sector automotriz en Puebla, entre los que se encuentra la más importante que es  Volkswagen de México lo que podría provocar la pérdida de fuentes de trabajo, alertó el líder estatal de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Leobardo Soto Martínez.

En entrevista recordó que fue ese organismo el causante de que Johnson Controls  se fuera debilitando hasta llegar al grado de cerrar una de sus plantas, dejando en el desempleo a más de 400 obreros.

Aseguró que CAT, bajo el pretexto de querer defender los derechos de los empleados, trató de infiltrarse en la planta de motores de Volkswagen de México instalada en Silao, Guanajuato, lo que ocasionó que los becarios de la fábrica estallaran en huelga, misma que quedó conjurada el día de ayer.

Ante el hecho que los nuevos trabajadores de la industria automotriz en Silao decidieran, “en un proceso democrático de votación directa”, afiliarse a la Confederación de Trabajadores de México tras la huelga que mantenían desde el pasado1 de abril, Soto Martínez dejó en claro que no permitirán que otros grupos se metan.

Advirtió que la central obrera de extracción priista no permitirá que el CAT se entrometa en las empresas donde tiene los contratos colectivos, tras reconocer que han resultado afectados por esa situación.

“Vamos a defender a las empresas donde tenemos contratos colectivos de trabajo cueste lo que cueste y si hay violencia ni modo. No vamos a perder el contrato en empresas de Puebla ni del resto del país” (sic), sentenció.

 

97% de pensionados y jubilados ya no pagarán ISR

En otro tema, informó que más del 97 por ciento de los jubilados y pensionados quedarán exentos de pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR), siempre y cuando ganen menos de 28 mil 400 pesos al mes.

Celebró el hecho que ayer la Cámara de Diputados aprobara la modificación al artículo 109 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, propuesta por él, lo que permitirá que más de 3 millones de pensionados y jubilados de todo el país estén exentos del pago de este gravamen.