Madre e hija quedaron formalmente detenidas en la agencia del Ministerio Público de Tehuacán, tras asegurar que un niño de casi dos años, hijo de la segunda, había muerto porque estaba muy enfermo, cuando en realidad, ambas lo mataron a golpes.

Silvia Guadalupe García Ramírez, madre del interfecto, y Martha Ramírez Ramírez, abuela, quedaron arrestadas por el delito de falsedad en declaraciones, pero son investigadas por la fiscalía por homicidio en razón del parentesco.
 
El miércoles por la tarde, se conoció del fallecimiento de José Noé Andrade García, de 19 meses de edad, quien presentó fuertes golpes en el abdomen, mismos que le dañaron el hígado y le provocaron la muerte.
 
La madre, Guadalupe García, argumentó que el niño estaba enfermo y que no tenía dinero para llevarlo al doctor, por lo que se comunicó con su ex esposo, quien radica en Tehuacán, y este le indicó que se lo llevara para que acudieran a un hospital.
 
La probable responsable, quien radica en la Ciudad de México, arribó a dicho municipio y entregó al niño, quien desafortunadamente llegó a Puebla sin vida, sin embargo, el padre del menor, Javier Andrade, refirió que su ex esposa era una mujer violenta.
 
Asimismo, declaró que tanto ella como la abuela golpeaban a sus hijos, motivo por el cual quedaron sujetas a investigación.