6 platillos para disfrutar en la cena de Año Nuevo

¡No te quedes con el antojo!
28 de diciembre de 2016      por Griss Moreno / Griss Moreno        

6 platillos para disfrutar en la cena de Año Nuevo

Sexenio te presenta los 6 platillos tradicionales y deliciosos que no deben faltar en la cena de año nuevo.
 
1.- Pavo: El guajolote y la tradición de comerlo en estas fechas es gracias a los aztecas y se conoce alrededor del mundo por los españoles que lo introdujeron a Europa  en el siglo XVI, las maneras de cocinarlo son diversas, sin embargo, hidratado con vino blanco, inyectado con jugo de piña, vestido de rodajas de naranja con cerezas y horneado hasta rostizar, es una de las maneras más deliciosas de compartirlo en familia.
 
 
2.-Chiles rellenos: Los tradicionales chiles chipotles rellenos de queso, dorados con  huevo y harina son un manjar clásico que no debemos dejar de probar, por lo regular son acompañados con ayocotes refritos  y con ensalada de manzana, cabe hacer mención que en el recalentado saben aún más exquisitos.
 
 
3.- Bacalao A la Vizcaína; una elegante mezcla de aceitunas, alcaparras, almendras, pimientos y cebolla frita con jitomate es un guiso complejo español, de allí el origen de su nombre y está, al gusto del paladar acompañarlo con volovanes, torta de agua o galletas crujientes.
 
 
4.-Pierna de cerdo mechada o adobada acompañada de ensalada rusa y de pasta fría con crema, cerezas almibaradas y dulces piñas.
 
 
5.- Romeritos: Una delicia herbácea, bañada en mole poblano con tortitas de camarón y trocitos de nopal tierno y un instrumento para comerlo de manera perfecta son las tortillas calientes hechas a mano, este platillo que se acostumbra a comer en estas fechas de celebración es muy solicitado por los poblanos.
 
 
6.- Pandoro: Sí tenemos antojo de algo dulce o de hacernos merecedores de un postre después de la cena, podemos disfrutar de ese panquecito especial envinado, de origen italiano que tiene un gusto a vainilla con leche condensada y acompañarlo con un té negro sabor manzana con canela caliente y endulzarlo con miel de abeja.