De las pesquisas en torno al homicidio de Eustacio Tarsicio Lorenzo Marcos, ex presidente municipal de Xochiltepec, se determinó que hay relación con otro hecho ocurrido en 2011, cuando intentaron privarlo de la vida pero él resultó ileso, aunque resultando tres personas muertas.
 
Los probables responsables, uno de ellos detenido en 2015, al parecer tenían problemas personales con el hoy occiso.
 
El cuerpo sin vida de Eustacio, de 33 años, fue hallado el día de ayer con lesiones por impacto de arma de fuego, al interior de su camioneta GMC en calle Reforma número 7, del barrio Santiago Miahuacán, perteneciente a Izúcar de Matamoros, luego de que presuntamente desde una camioneta en movimiento lo atacaran.
 
El 1 de febrero de 2011, cuando Eustacio se encontraba en compañía de Manuel Rosales Cazares, Alfredo Lorenzo Campos y Aniceto Torres Campos, en un negocio de comida ubicado en la plaza principal de Xochiltepec.
 
En ese momento, arribó al lugar  una camioneta marca Chevrolet de color negro, de la cual descendió un sujeto mismo que sacó un arma de fuego  y disparó en diversas ocasiones en contra de las hoy víctimas; los acompañantes del ex edil fallecieron.
 
Cabe señalar que en febrero de 2015 la ahora Fiscalía de Puebla logró ubicar y detener a Faustino Aquino Palafox o Francisco Faustino Aquino Palafox, de 55 años de edad, como probable responsable de los hechos.
 
Se tiene conocimiento de que esta persona y otros sujetos tuvieron conflictos personales con Lorenzo Marcos y derivado de ello, habría sido privado de la vida.
 
La Fiscalía General del Estado de Puebla, a través de la Agencia Estatal de Investigación y el Instituto de Ciencias Forenses, se encuentra realizando las acciones pertinentes a fin de esclarecer el hecho.