La Fiscalía General del Estado consignará a Esteban Vargas Cuautle, de 19 años de edad, por el homicidio de su hija Valentina, de 12 días de nacida, una vez que concluya la integración de la averiguación previa por parte del Ministerio Público.
 
Confesó que la asfixió luego y abandonó los restos en un basurero por San Andrés Calpan, pero para evadir su responsabilidad, denunció que le habían robado a la niña en el Centro de San Pedro Cholula.
 
Se le fincarían cargos por homicidio en razón del parentesco, además de falsedad de declaraciones, sin embargo, se ignora la mecánica de los hechos, pues al parecer, no lo ha mencionado en su declaración.
 
Frustrado por su situación económica y por haber abandonado sus estudios universitarios al saber que su pareja estaba embarazada, Esteban decidió privar de la vida a su pequeña hija, pues según él, era ella la culpable y por eso, decidió matarla pues además, estaba en proceso de separación.