Este fin de semana reapareció el ex gobernador de Puebla Mario Marín Torres, conocido popularmente como “El Góber Precioso”; lo hizo en una comida en Tehuacán organizada por el empresario Marco Balseca, quien ofreció el platillo de temporada: mole de caderas.
 
Fue Javier López Zavala, ex diputado federal y ex candidato a la gubernatura de Puebla, quien difundió un par de fotografías en su cuenta personal de Twitter, donde aparece en la imagen central el ex gobernador.
 
A esta denominada “comida entre amigos” se sumaron los aspirantes del PRI a la candidatura por la mini gubernatura de Puebla, entre ellas las senadoras Blanca Alcalá Ruiz y Lucero Saldaña Pérez, así como el propio Javier López Zavala.
 
También estuvieron presentes el alcalde de Tepeaca, David Huerta Ruiz; el diputado federal del Revolucionario Institucional, Víctor Manuel Giorgana Jiménez; el delegado de Liconsa, Juan de Dios Bravo Jiménez; el yerno de la senadora Blanca Alcalá, Edgar Chumacero; el subsecretario de la Sedatu, Juan Carlos Lastiri Quirós entre otros.
 
Es importante destacar que el “Góber Precioso” ha aparecido en diversos actos públicos y privados de militantes del tricolor, como en el cumpleaños de Enrique Doger Guerrero, otro de los aspirantes.
 
Lo anterior fortalece la versión de que Mario Marín Torres es quien se encargará de operar la elección del próximo año donde estará en juego la gubernatura de Puebla, que por primera y única ocasión durará tan sólo un año con ocho meses.