Roberto Ariza
La noche del sábado cientos de poblanos abarrotaron el Complejo Cultural Universitario para escuchar el recital del trovador catalán, Joan Manuel Serrat, quien celebra una gira en México que concluyó en la Angelopolis para partir a Centro y Sudamérica.
 
El veterano no paró de contar anécdotas de sus 50 años de carrera en cada corte musical, su clásico estilo de humor demostró porqué es tan querido por sus seguidores.
 
El recital comenzó en punto de las 20:36 horas con "El Carrusel del Furo". Personas de todas las edades, en especial gente mayor, acudió al llamado de amor y gran poesía que han marcado sus canciones.
 
Joan Manuel Serrat demostró esa fuerza de un joven a pesar de contar con 71 años de edad. Su sencillez y ocurrencia aún persisten.
"Gracias por dedicar una noche de vuestras vidas a compartirla con nosotros y nuestra música; gracias por permitirme seguir haciendo lo que me gusta", fue el primer saludo que arrancó una ola de aplausos. La gente no paraba de aplaudir en cada tema musical, levantándose varias veces de su asiento.
Agradeció a los que lo han acompañado en el viaje de este medio siglo, sus grandes cómplices musicales: su público.
"Papacito", "te amo", "eres grande Serrat"... le gritaban, y él, replicaba con humor.
Maruja Fernández, gran admiradora del catalán, dijo que música y poesía no era lo único que venía a disfrutar, sino también a reflexionar en las canciones de Serrat.
 
"Hoy puede ser un gran día", "Algo Personal" y "Esos locos bajitos" fueron algunas de las canciones más ovacionadas.
 
Luego de casi dos horas llegaron al repertorio los temas "Cantares" y "Golpe a golpe", "Verso a verso", en donde con esta última se despediría, no sin antes cantar "Penélope" y concluir el recital que sin duda enamoraron a los poblanos.