Guadalupe Crisanto
Este domingo 5 de abril dio inicio al Horario de Verano en gran parte del país, por lo que los relojes fueron adelantados una hora. De acuerdo con autoridades del sector energía, durante el Horario de Verano que inicia el primer domingo de abril y concluye el último domingo de octubre, se registra en el país una mayor insolación, y es por ello que al adelantar una hora el reloj se reducirá el consumo de energía diario en el periodo de máxima demanda de electricidad.
 
Con este horario se obtiene una reducción en el consumo de energía eléctrica para iluminación, equivalente a una hora de luz artificial por las noches, lo cual tiene su mayor impacto en el sector doméstico.
 
En México, el sector doméstico consume 23% del total de la energía eléctrica que se genera en el país y de este porcentaje, 43% se destina sólo a iluminación y gran parte de ella se comienza a utilizar al caer la noche.
 
La aplicación del Horario de Verano en 2014 generó ahorros en consumo por mil 122.76 gigawatts/hora (GWh), equivalentes a mil 499 millones de pesos.
 
La Secretaría de Energía (Sener) indica en un comunicado que según estimaciones, con esta medida se evitó el año pasado la emisión a la atmósfera de 546 mil toneladas de bióxido de carbono, principal contaminante del efecto invernadero.
 
Además, la aplicación del Horario de Verano en 2014 obtuvo ahorros en consumo equivalente a lo que consumen 9.9 millones de lámparas ahorradoras prendidas las 24 horas del día durante un año.
 
En la franja fronteriza, que comprende 33 municipios mexicanos ubicados en los límites con Estados Unidos, el Horario de Verano inició el pasado 8 de marzo, con el fin de homologar dicha medida con el país vecino, para facilitar las actividades de los nacionales que cruzan la frontera por motivos laborales o escolares.