Reina el hermetismo en la investigación sobre la muerte de Thalia Martínez

La PGJ ha negado de manera oficial que el novio de Thalía haya sido detenido y también descarta que el móvil del homicidio esté relacionado con situaciones pasionales.
04 de agosto de 2011      por Diego Maldonado        

Reina el hermetismo en la investigación sobre la muerte de Thalia Martínez

La Procuraduría General de Justicia  (PGJ) negó que durante la noche del miércoles, agentes de la Policía Ministerial detuvieran a Diego Alonso, para presentarlo como presunto responsable del homicidio de Thalía Martínez Ramírez, la estudiante de la FCC de la BUAP, desaparecida el 14 de julio y hallada muerta el viernes 22 en la Vía Atlixcayotl.

Sin embargo, trascendió de manera extraoficial que poco después del medio día del jueves, el hijo de la comandante de la Policía Ministerial, Margarita Alonso Huerta, abandonó las instalaciones de la dependencia tras responder a interrogatorios de la policía, sin que se encontraran pruebas contundentes de su responsabilidad.

El departamento de comunicación de la PGJ informó que Diego Alonso nunca estuvo detenido o en calidad de presentado, y que hasta el momento sólo se cuenta con registro de la declaración que rindió ante el Ministerio Público, cuando Thalía estaba en calidad de desaparecida.

Asimismo, la dependencia negó que se haya establecido como móvil del crimen los celos, pues aún no se ha fincado responsabilidad en alguna persona, lo que sí se descartó es que entre los sospechosos del crimen se encuentre Fabián Sánchez Rivera, amigo de la finada, con quien supuestamente se le había visto por última vez.

Sánchez Rivera ha acudido a todos los llamados del Ministerio Público, sin que se hayan encontrado elementos que comprueben que participó en la desaparición o muerte de Thalía.