El Ayuntamiento de Puebla ganó el juicio legal a la empresa Jajomar, que en administraciones pasadas fue contratada para instalar y operar parquímetros en diversas calles de la ciudad.
 
Con esta estrategia jurídica, el gobierno capitalino evitó pagar 608 millones de pesos, lo equivalente a un año de presupuesto en materia de obra pública.
 
De acuerdo con el síndico municipal, Héctor Sánchez Sánchez, en tan sólo 6 meses, el Ayuntamiento de Puebla logró desahogar las pruebas para evitar la indemnización de la firma Jajomar.
"Lo importante es darle el mensaje a los poblanos de que hemos defendido el patrimonio y más allá de ganar, hay que proteger el interés de los poblanos".
Es importante destacar que la administración que encabezó el priista Enrique Doger Guerrero contrató a Jajomar, pero como el periodo de operación rebasaba al de ese gobierno (tres años), el tema fue canalizado al Congreso del Estado de Puebla, donde los diputados desecharon la concesión, por lo que la empresa Jajomar inició el proceso legal.
 
Héctor Sánchez Sánchez explicó que en marzo de este año, la nueva administración municipal ganó un amparo a la empresa de parquímetros, y el pasado 11 de septiembre se dio el fallo favorable.