Explosión de polvorín en San Pedro Cholula deja un muerto

Perdió la vida un niño de siete años de edad, de nombre Nicolás Tepos Sánchez.
18 de noviembre de 2013      por Staff Sexenio        

Explosión de polvorín en San Pedro Cholula deja un muerto
                  Fotografía por: Staff Sexenio              

Este fin de semana, como resultado de la explosión de un polvorín en el cerro Zapotecas, en San Pedro Cholula, un niño de 7 años de edad , de nombre Nicolás Tepos Sánchez, perdió la vida. 

En un inicio, cuando se reportó el percance de la explosión, autoridades de Protección Civil del estado acudieron al lugar de los hechos, sin embargo no se percataron de que hubiera una víctima.

Cabe mencionar que los responsables de la explosión y propietarios del taller ocultaron el cuerpo del menor, y con engaños quisieron obtener un documento firmado por los padres de Nicolás, en el que afirmarían que habían recibido a su hijo con vida, el cual no lograron obtener.

Posteriormente, mediante una llamada anónima a las autoridades, se notificó que se hallaba una persona lesionada, por lo que fue hasta la segunda revisión cuando hallaron el cuerpo del infante.

Asimismo, las autoridades municipales dieron a conocer que los presuntos responsables, Hortensia Zuatzintle e Hipólito Tochihuítl Zacazontle, desaparecieron después del estallido.

 

Aquí el comunicado acerca del estallido de polvorín en el Cerro Zapotecas:

1.- De acuerdo con la narrativa aportada por los padres del menor de siete años, Nicolás Tepos Sánchez, quien la tarde-noche del sábado pasado murió a consecuencia del estallido de un polvorín en el Cerro Zapotecas de San Pedro Cholula, la responsabilidad directa parece recaer en algún acto imprudencial de los propietarios de este taller de pirotecnia, y no en inobservancia de normas técnicas federales para el uso de explosivos.

Es decir, que la responsabilidad recaería en Hipólito Tochihuítl Zacazontle y de su nuera de nombre Hortensia Zuatzintle.

Así se evidenció la presumible responsabilidad, después de que los titulares de Seguridad Pública, Gobernación, Protección Civil y Comunicación Social de San Pedro Cholula, hicieron el levantamiento de información en el lugar de los hechos, y en directo se dialogó con los padres del menor, quienes responden a los nombres de María Rosario Sánchez Coyotécatl y Fidel Tepos Santamaría.

Los dos narraron los hechos no sólo ante el Ministerio Público, sino ante los titulares de Gobernación Municipal y de Comunicación Social de este Ayuntamiento.

La madre del menor, María Rosario Coyotécatl, explicó que una de sus hermanas que trabaja en el polvorín, le pidió permiso para que el hoy occiso la acompañara a que le cuidara a su hijo de brazos, mientras ella trabajaba.

Añadió que al filo de las 6 de la tarde –siguió con lo narrando por su hermana-, la propietaria del polvorín ordenó con regaños y malos modos al menor Nicolás Tepos, que fuera por una brocha al taller donde almacenan la pólvora, y poco después ella misma salió a gritarle.
De acuerdo con la versión de la madre del menor muerto, fue a los pocos momentos que sucedió el estallido.

Ambos padres del menor, sostuvieron que vía telefónica fueron avisados del accidente por los propietarios, pero les indicaron que el chico estaba hospitalizado, y que para que se los entregaran exigían que se les firmara un documento donde ellos aceptaban que se les entregaba vivo. Esto fue rechazado por ambos, y no volvieron a tener contacto con los propietarios.

Fue hasta entonces al buscar a la hermana que se había llevado al menor, que ésta les narró lo sucedido.

2.- Cabe destacar que inmediatamente después del estallido, Seguridad Pública y Protección Civil de San Pedro se trasladaron al lugar, y durante el operativo no se encontró ningún cuerpo y tampoco heridos, y fue por ello que inicialmente se reportó que no hubo víctimas.

Sin embargo, al filo de las 10 de la noche del mismo sábado, una llamada al 066 de una supuesta “Nacy”,  “avisó” que había un herido en el lugar.

Fue entonces que el Capitán Leonardo Cisneros Martínez, titular de Seguridad Pública Municipal, regresó al sitio, pero en lugar de un herido halló el cuerpo sin vida del menor que luego fue identificado con el nombre de Nicolás Tepos Sánchez.

3.- En virtud de que Protección Civil Municipal de San Pedro, había constatado el cumplimiento de permisos y normas de seguridad en los polvorines autorizados por la SEDENA en el Cerro Zapotecas, en una primera instancia dedujo que el estallido no se debió a la inobservancia de normas federales, sino a un suceso extraordinario derivado del comportamiento agresivo de la copropietaria del taller, contra el menor, ésta de nombre Hortensia Zuatzintle.

4.- La anterior presunción se deriva del hecho de que ambos copropietarios, Hortensia Zuatzintle e Hipólito Tochihuítl Zacazontle, han desaparecido después de que los dos, primero habrían ocultado el cuerpo del menor, y luego intentaron que los papás les firmaran un documento donde ellos aceptaban que su hijo estaba vivo.

5.- No obstante, este Ayuntamiento estima que la verdad de los hechos derivará del peritaje que el Ministerio Público Federal emita, una vez que proceda a la correspondiente investigación de los hechos.