La tormenta tropical Barry ha dejado afectaciones menores en el territorio poblano, pues al momento únicamente se tiene el registro de un deslave menor en la carretera federal Puebla-Teziutlán en el km 129, el cual ya fue atendido de manera oportuna.

El director de protección civil en Puebla, Jesús Morales informó que en estos momentos se realizan recorrido por las Sierras Norte, Nororiental y Negra.

El objetivo es saber la situación que guarda la red carretera en zonas vulnerables, para que en caso de que existan deslaves se puedan atender lo antes posible y así no tener caminos afectados.

Destacó que hasta el momento no ha sido necesario habilitar refugios temporales para llevar a las personas que por las fuertes lluvias tuvieran afectaciones en sus viviendas.

El funcionario estatal recordó que se tienen 898 inmuebles listos para que sean utilizados como refugios temporales en caso de alguna eventualidad.

En entrevista dijo que se trabaja coordinadamente  con los sistemas de Protección Civil Municipal para actuar de manera inmediata en caso de que se presenten deslaves y principalmente para que vayan siendo reabiertos los caminos.

Morales Rodríguez, recordó que a través de 8 coordinaciones regionales se trabaja en estas zonas donde en la temporada de lluvias se tienen afectaciones.