Al menos 65 heridos deja el Carnaval de Huejotzingo

Los organizadores han descartado la idea de que se pueda prohibir el alcohol o los explosivos durante la fiesta.
12 de febrero de 2013      por Elvia Cruz        

Al menos 65 heridos deja el Carnaval de Huejotzingo
                  Fotografía por: Esimagen              

 

Al menos 65 personas han resultado con quemaduras de segundo y tercer grado a causa de la pólvora que utilizan los danzantes que participan en el Carnaval de Huejotzingo que llega a su fin este 12 de febrero.

Según el Director de Seguridad Publica del municipio, Raúl Moreno, esta edición número 145 se ha caracterizado por no ser sangrienta como en años pasados en los que resultaban muertos tanto los participantes como los espectadores.

A unas horas de que concluya esta fiesta colorida, el funcionario aseguró que no se ha registrado ningún deceso, por lo que calificó como un “éxito” la realización de este carnaval que da inicio al Tianguis Turístico 2013.

El funcionario evitó dar a conocer cuántas personas están hospitalizados, solo aseguró que Cruz Roja está al pendiente de la realización del evento, y que ha estado atendiendo a los “accidentados”.

Informó que tan solo el día de ayer lunes, al menos unas 30 personas resultaron con heridas en diversas partes del cuerpo, pero que según los reportes con los que cuenta, solo una persona está en un estado de gravedad.

De acuerdo con las expectativas del patronato, se esperaba una derrama económica por más de 10 millones de pesos, y la visita de más de 35 mil turistas, entre nacionales y extranjeros.

A 145 años de llevarse a cabo este encuentro que dura cuatro días, se sigue conservando el mismo número de danzantes: 12 mil en total, que se dividen en 17 batallones conformados por Zapadores, Indios Serranos, Franceses o Suavos, Zacapoaxtlas y Turcos.

Ellos, son encabezados por cuatro generales;  uno por cada barrio en los que se divide el municipio, y un quinto que,  son los danzantes de la zona centros de la comunidad, explicó el cronista de Huejotzingo hace unos días, Roberto Hernández Ortega.

Esta fiesta es ícono por ser considerada como una de las fiestas más sangrientas, debido a que cada año hay lesionados o muertos a causa de la pólvora que se utiliza.

Los organizadores han descartado la idea de que se pueda prohibir el alcohol o los explosivos durante la fiesta. En este 2013, se ocupó cinco toneladas de pólvora.