El candidato del Partido Nueva Alianza al Senado de la República, Víctor Hugo Islas Hernández, respaldó las acusaciones hechas en contra de su adversario Manuel Bartlett Díaz, por lo que aseguró que fue un represor cuando fue Secretario de Gobernación y cuando estuvo al frente del estado de Puebla.

En entrevista, reveló que cuando trabajó en la dirigencia nacional de la Confederación Nacional Campesina, fue testigo de cómo Bartlett Díaz en su calidad de Secretario de Gobernación hablaba al líder de esa organización para presionar e imponer a sus amigos en cargos de representación popular. Incluso recuerda una llamada que hizo para colocar a una persona como regidor en el el municipio de Acapulco.

"Yo que estuve cerca de Manuel Bartlett vi su manera de ser: prepotente, soberbio, no escuchar a la gente que no coincidía con sus ideas", dijo al recordar que cuando fue gobernador mostró intolerancia y una prueba de ello se registró en el municipio de Nealtican donde concretó el proyecto para traer agua de ese lugar a la capital poblana, situación que molestó a los habitantes de esa región.

Islas Hernández recordó que usaba todo el peso del aparato en contra de sus enemigos políticos, y una prueba de ello fue el conflicto que tuvo con la panista Ana Teresa Aranda Orozco.

También no dudó en señalar que este personaje es incongruente, porque ahora que está con Andrés Manuel López Obrador critica a las personas que se han enriquecido de manera ilícita cuando en el pasado apoyó a la burocracia de oro y a otros políticos que se hicieron ricos con dinero del pueblo.

Al final dijo que de acuerdo con comentarios que ha recabado durante sus giras por el interior del estado, las personas que están a favor del proyecto de las izquierdas votarán por López Obrador pero no por Manuel Bartlett, es decir, habrá un voto diferenciado.