¡El tiempo de juego es dinero!

 

Cada 30 días, todos aquellos que jugamos World of Warcraft, recibiremos cargo en nuestra tarjeta de crédito, descuento en la tarjeta de débito o nos veremos adquiriendo tiempo de juego por medio de otros métodos de pago (paypal, dineromail, tarjetas prepagadas etc.) para continuar disfrutando de las aventuras en el increíble/épico/incomparable mundo de Azeroth.  ¡Ah sí¡, porque para poder jugar hay que pagar una cuota de 155 pesos mexicanos (más o menos 10 dólares estadounidenses), como bien decía, cada 30 días; lo cual, desde mi muy humilde punto de vista, es un costo bastante accesible si tomamos en cuenta que 155 pesos podemos gastarlos en un salida al cine o en una pizza en un solo día. Esta cantidad por el periodo de tiempo que se nos da a cambio es bastante “light”.

La Mecánica

Las opciones de pago ya mencionadas anteriormente son diversas y cada uno de los usuarios del juego elige la que mejor le conviene. Sin embargo aún hoy en día muchos jugadores no pueden realizar el pago por ninguno de estos medios, las razones son muy diversas y comprensibles en todos los aspectos. Estos jugadores, desde tiempos inmemorables (o sea como 10 años) han tenido que verse en la necesidad de adquirir los preciados 30 días, por medio de transacciones en línea, es decir, compran códigos de tiempo de juego de la tienda oficial en línea o códigos de tarjetas prepagadas, que otros jugadores venden a través de los canales de comercio (chat online del juego) con oro virtual.

La mecánica es sencilla. Los jugadores se dedican a “farmear” (recoletar) oro durante los 30 dias que tienen, a través de hacer misiones, vender objetos por medio de subasta, haciendo calabozos, etc. La cantidad de oro que deben juntar varía mucho dependiendo del tipo de cambio real del dólar o del momento económico en el que se esté viviendo en ese momento (por decirlo así). Estamos hablando de entre 15 mil y 25 mil piezas de oro por código de juego de 30 días.

Una vez que el jugador tiene el oro suficiente, basta con preguntar en los canales de comercio del juego (chat en línea) si alguien vende “prepaids” (así se le conoce) o bien, algún asiduo comerciante ofrecerá los códigos esperando a que alguna persona contacte con él para la transacción.

Después ambos quedan en un lugar, generalmente ciudades principales del juego, y por medio de la acción “comerciar” la persona recibirá el oro recolectado y procederá a proporcionarnos el código de juego o viceversa.



Riesgos

Todo pareciera bastante sencillo pero la “gente mala” existe y al no estar regulado este tipo de transacciones (cosa que, de hecho, tampoco está permitido por Blizzard) termina en estafa. ¿Por qué? La persona que recibe el oro puede desconectarse en ese momento y adiós al oro que tanto trabajo costo juntar; el que recibe el código antes de pagar puede hacer lo mismo. O incluso aunque todo haya salido bien y nosotros ingresemos el código, la persona que dio el mismo puede cancelar la compra poco después y de la nada al “loguear” nos saldrá algo como “no cuentas con tiempo de juego”.

He tenido la amarga experiencia de ser estafado (18 mil piezas de oro… T.T) y está por demás decir que aunque uno se queje lo más que puede hacer Blizzard es reprender al estafador y retirarle el oro, el cual NO se nos regresa, como castigo a dicha conducta prohibida.

A pesar de ello los jugadores siguen haciendo esto arriesgándose no solo a perder el oro sino a ser “baneados” y perder sus cuentas de forma indefinida.

Rumores

Por otro lado, hace muy poco entre las novedades de la última expansión “Warlords of Draenor” se dio la noticia de que más adelante se implementaría una manera de adquirir tiempo de juego por oro, pero de forma regulada. No se sabe aún con certeza cómo será dicho proceso pero imagino que una mecánica sería la siguiente: Jugadores con capacidad de compra con tarjeta de crédito o alguna otra manera de pago adquieren el tiempo de juego y  pondrán a la “venta” el código en la casa de subastas o por medio de alguna opción especial. Será entonces que los jugadores sin capacidad de pago adquieran dichos códigos.

Se está a la espera de que se de más información de dicha característica y que la implementación sea pronta.

Veremos que sucede entonces,  porque cómo dicen mis queridos goblins… ¡el tiempo es dinero!.