Monterrey, México.- Nunca un vuelo que se retrasó tres horas fue tan entretenido. Mientras el avión no despegaba, la Filarmónica de Filadelfia  tomó sus instrumentos y tocó para los presentes que esperaban la salida de su viaje.

Los pasajeros de un vuelo en tierra durante varias horas en la pista de aterrizaje en el aeropuerto de Beijing se encontraron con la Orquesta Filarmónica de Filadelfia. Los músicos, ante la demora, no dudaron en tomar sus instrumentos.

Para el deleite de los pasajeros, que tomaban fotos y era espectadores de lujo en los pasillos de la aeronave, los músicos tocaban el Cuarteto de Cuerdas Nº 12 Americano, del compositor checo Antonin Dvorak. El concierto fue premiado con un gran aplauso.

Los músicos tomaban el vuelo de Pekín a Macao. Fue en el marco de Residency & Fortieth Anniversary Tour of China 2013. Los protagonistas fueron: Juliette Kang con el violín, Daniel Han en el violín colgado. Chen con la viola y Yumi Kendall interpretando el cello.