Monterrey, México.- Según el médico Juan Asenjo, jefe de los investigadores, a radio Cooperativa, de la Universidad de Chile, han desarrollado la primer vacuna contra el alcoholismo, basada en una mutación genética presente en el 20% de la población asiática que de forma natural sufre consecuencias tan severas al consumir alcohol que esto inhibe su adicción

Esas poblaciones carecen de un gen que produce la enzima “aldehído deshidrogenasa”, que metaboliza el alcohol en el organismo. Sin esa enzima, al beber "se produce una reacción tan fuerte que la gente no prueba el alcohol", explicó el medico.

La vacuna por tanto incrementaría los mareos, la sensación de náusea y la vasodilatación en los adictos. "Con la vacuna, las ganas de tomar van a ser muy pocas por las reacciones que va a tener", dijo el médico.

Tras demostrar su principio activo, los científicos trabajan ahora en hacer crecer las células que se necesitan para producir el virus en reactores y en grandes cantidades.