Miguel Márquez reitera respaldo al Gobierno Federal

El Gobernador reiteró el respaldo a las acciones del Gobierno Federal y de los gobernadores ante la nueva relación bilateral de México con Estados Unidos.
31 de enero de 2017      por Irineo Velazco        

Miguel Márquez reitera respaldo al Gobierno Federal
                  Fotografía por: Especial              

En el marco de la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) con el Presidente, Enrique Peña Nieto; el Mandatario Estatal, Miguel Márquez Márquez, reiteró el respaldo de Guanajuato a las acciones del Gobierno Federal y de los gobernadores ante la nueva relación bilateral de México con Estados Unidos.

“Manifesté el respaldo y apoyo al Presidente de la República y a los Secretarios que representan a México ante las negociaciones del TLCAN, que no solamente serán en el ámbito comercial, sino también de manera integral en otros sectores como migración y seguridad”, destacó el Ejecutivo del Estado.

“Asimismo, en la reunión expuse la pertinencia de no incrementar el precio de las gasolinas ante las circunstancias actuales sociales y económicas que se presentan en el país”, enfatizó Márquez Márquez.

En la reunión entre el Ejecutivo Federal y los Mandatarios Estatales, se establecieron acuerdos para reforzar las estrategias en materia de migración, seguridad, comercio y relaciones gubernamentales.

El Gobernador de Guanajuato señaló que los Estados, en coordinación con el Gobierno de la República, estarán impulsando programas que atiendan el tema de la repatriación de connacionales.

Se establecerán también mecanismos de coordinación con los Consulados de México, clubes de servicios y asociaciones de paisanos en la Unión Americana, para generar el apoyo y orientación necesarios en materia de migratoria y de derechos humanos.

De igual forma, se acordó mejorar las relaciones políticas y económicas con autoridades y empresarios en los Estados Unidos.

Otro punto consensado entre los integrantes de la CONAGO y el Presidente de la República, fue el impulso del mercado interno y acelerar la inversión pública para generar empleos por la posible llegada de connacionales.