El Baile del Rebozo es una tradición en Tenancingo

Se trata de la tradicional Cena-Baile del Rebozo que es el evento que da cerrojazo final a las Fiestas Patrias en Tenancingo.
24 de septiembre de 2013      por Staff Sexenio        

El Baile del Rebozo es una tradición en Tenancingo
                  Fotografía por: Especial              

La historia local de este municipio registra en su patrimonio cultural una actividad que continúa viva hasta nuestros días y que merece conservarse y enriquecerse con la participación de toda la comunidad.

Se trata de la tradicional Cena-Baile del Rebozo que es el evento que da cerrojazo final a las Fiestas Patrias en Tenancingo. Homenajeando al Rebozo, el estandarte textil de estas tierras, las damas y los caballeros se han dado cita por décadas para disfrutar de una velada siempre grata en la que se realizan los acostumbrados concursos para elegir la mejor prenda, es decir, el rebozo de mejor factura salido de los telares de los artesanos tejedores, para ser una auténtica joya muy apreciada por su propietaria. Asimismo se reconoce y premia a la dama que mejor porte su pieza textil, con lo que se registra siempre un número importante de participantes en la pasarela que permite aljurado calificador evaluar la creatividad y el toque tradicional que cada una de ellas sabe darle para llenar el ojo tanto de los jueces como del público asistente en general.

Grandes momentos se han vivido en ediciones pasadas de esta Cena-Baile del Rebozo, presentándose piezas que son auténticos Tesoros Textiles Tenancinguenses por su antigüedad y por sus atributos particulares, según su tipo: los hermosos y afamados Rebozos de Labor, salidos del telar colonial o de pedal, caracterizados por la alegría y buen gusto estético en el tejido de su paño, con texturas únicas. No faltan los majestuosos Rebozos Luto de Aroma, con su impresionante tono negro, siempre con aire de misterio, y con la fragancia que no se pierde nunca, debido al cuidado de su creador al aplicar fórmulas ancestrales conservadas celosamente de generación en generación.

Siempre presente la Chalina o Rebozo Liso, elaborado en un solo tono, sólido e impactante, que copia la riqueza cromática de la madre naturaleza en estas tierras surianas y desde luego, el Rebozo Reservista sólo producido en telar de cintura, quizá el que mejor nos remite a los orígenes prehispánicos de esta prenda y realizado a base de franjas o listones, entre los que se reserva un brocado para el nombre de su dueña o cualquier otra frase.

Cabe destacar, también, que en la reciente edición de la Feria del Rebozo 2013, al inicio de este mes patrio, se develó en el centro de esta ciudad un hermoso Monumento al Rebozo que luce majestuoso y que rinde homenaje perenne a los hacedores de esta centenaria artesanía que brinda sustento familiar a quienes se desempeñan en cada uno de los quince pasos que constituyen el proceso completo en los talleres reboceros locales.

En este escenario de Tenancingo, La Estrella del Sur, para este año, el Sistema Municipal DIF, a través de su presidenta, la señora Ma. Del Carmen Maya Tapia, en coordinación con el Ayuntamiento local, encabezado por el alcalde, Antonio Sánchez Castañeda, invitan a toda la ciudadanía en general, tanto de Tenancingo como de los municipios vecinos, para vivir esta gran velada, donde se podrá degustar de una rica cena y en el carnet musical la actuación de tres grandes organizaciones musicales.

Comunicación social del Estado de México.