Duterte agrede a obispos de la Iglesia Católica

El mandatario filipino Rodrigo Duterte agredió verbalmente a los obispos de la Iglesia Católica después de que estos criticaran su campaña de seguridad contra el narcotráfico.
19 de enero de 2017      por Sergio Noriega        

Duterte agrede a obispos de la Iglesia Católica

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, volvió a ser blanco de críticas después de ofender públicamente a todos los obispos del país. El mandatario se refirió a los líderes religiosos como "hijos de puta", en unas declaraciones que dejaron en claro su oposición contra la Iglesia Católica dentro del territorio.

Cabe recordar que la institución religiosa ha sido una de las más críticas de la administración de Rodrigo Duterte. Los obispos católicos han criticado en numerosas ocasiones la campaña emprendida por el Presidente de Filipinas para acabar con el delito del narcotráfico. A su consideración, la campaña antidroga en el país ha dado pie a violaciones contra los derechos humanos.

"[Los obispos filipinos] pidieron coches de lujo a Gloria (presidenta de 2001 a 2010) cuando la Policía apenas tenía suficientes vehículos (...) Tenéis un Mitsubishi Pajero, sois unos hijos de puta", fueron las palabras textuales del mandatario del país asiático.

En su discurso pronunciado en el Palacio Presidencial de Malacañán, Rodrigo Duterte lanzó un llamado a los religiosos a respetar la separación Estado-Iglesia al pie de la letra. Asimismo, recordó que este lineamiento se encuentra establecido en la Constitución, para después arremeter de nuevo contra los obispos por encubrir casos de abuso de niños y practicar la homosexualidad.

En días pasados, Duterte calificó a los líderes religiosos de la Iglesia Católica como unos hipócritas, después de que los obispos advirtieran sobre las ejecuciones arbitrarias llevadas a cabo durante su campaña de seguridad. La guerra contra las drogas en Filipinas ha costado la vida de más de seis mil 200 personas hasta el momento.