Luego de 15 días de negociaciones en la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad, técnicamente conocida como la Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica COP13, entre otras cosas, se advirtió que para 2020 podría perderse el 66 por ciento de la fauna a nivel mundial.

Este año la ciudad turística de Cancún, México, fue sede de la Conferencia, cuyas expectativas estaban enfocadas en lograr una más rápida implementación de las 20 metas de Aichi, una serie de compromisos internacionales para el aumento de las áreas protegidas y la conservación de la naturaleza.

Durante el desarrollo de estas dos semanas de negociaciones, en donde participaron más de siete mil personas de 196 países, se encontró que las metas ambientales están lejos de alcanzarse.

Por su parte, Braulio Ferreira de Souza Dias, secretario ejecutivo saliente de la Convención sobre Diversidad Biológica (CDB), indicó que alrededor de dos tercios de las metas mundiales de biodiversidad podrán alcanzarse para 2020.

De acuerdo al Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), para 2020 es posible que se dé una disminución de dos tercios en la población de la fauna mundial en solo medio 50 años, esto implicaría que alrededor del 66 por ciento se perdería por las acciones humanas.

Asimismo, Souza Dias destacó que solo el 61 por ciento de los países llevó a cabo programas nacionales para alinearlos con el Plan Estratégico para la Diversidad Biológica (2011-2020).

“Una cuarta parte de ellos pueden considerarse instrumentos políticos gubernamentales y muy pocos contienen estrategias de movilización de recursos, de concientización y de desarrollo de capacidades”, puntualizó.