Mitad del mundo estará en línea para finales de 2016

A finales de 2016, casi la mitad de la población mundial estará utilizando Internet, ya que las redes móviles crecen y los precios caen, pero su número seguirá concentrado en el mundo desarrollado.
22 de noviembre de 2016      por Rafael T. Corro        

Mitad del mundo estará en línea para finales de 2016

A finales de 2016, casi la mitad de la población mundial estará utilizando Internet, ya que las redes móviles crecen y los precios caen, pero su número seguirá concentrado en el mundo desarrollado, dijo este martes una agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En los países desarrollados del mundo, alrededor del 80 por ciento de la población utiliza Internet. Pero sólo un 40 por ciento en los países en desarrollo y menos del 15 por ciento en los países menos desarrollados, están en línea, según un informe de la Unión de Telecomunicaciones Internacional (UIT) de la ONU.

En varios de los países más pobres y frágiles de África, sólo una persona de cada diez está en Internet. La población fuera de línea es principalmente femenina, anciana, menos educada, más pobre y vive en zonas rurales, dijo la Unión, un organismo especializado en tecnologías de la información y la comunicación.

A nivel mundial, el 47 por ciento de la población mundial está en línea, aún muy lejos de alcanzar el objetivo de 60 por ciento para 2020. Alrededor de tres mil 900 millones de personas, más de la mitad de la población mundial, sigue sin poder conectarse. La UIT espera que tres mil 500 millones de personas tengan acceso a finales de este año.

"En 2016, la gente ya no va y se conecta, siempre está conectada. La difusión de las redes 3G y 4G en todo el mundo ha llevado Internet a más y más personas", dijo el informe.

Las compañías de telecomunicaciones y de Internet se están expandiendo a medida que los smartphones más asequibles alientan a los consumidores a navegar por Internet, haciendo crecer la demanda de servicios de datos pesados. Sin embargo, los países menos desarrollados -los PMA- siguen detrás del resto del mundo.