La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) trabajará con el gobierno de Oaxaca con el objetivo de revisar las investigaciones de presuntas violaciones a los derechos humanos en Nochixtlán.

Durante una sesión de trabajo entre el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez; el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa; y el representante en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas, Jan Jarab; se acordó plantear acciones que fortalezcan la protección de los derechos humanos.

Los funcionarios, que se reunieron en las instalaciones de la CNDH en la Ciudad de México, generaron una agenda de trabajo de cuatro puntos, donde se estableció realizar la investigación de presuntas violaciones a derechos humanos en los hechos ocurridos el 19 de junio de 2016 en el municipio de Nochixtlán, Oaxaca.

También se puntualizó en la necesidad de fortalecer las capacidades de los cuerpos de policía de la entidad, en cumplimiento de la protección y preservación de los derechos humanos y la generación de protocolos, así como el fortalecimiento de los mandos de seguridad.

Asimismo, contemplaron la implementación de la consulta previa, libre, informada y de buena fe de los pueblos indígenas en todas las acciones que busquen implementar políticas públicas para el desarrollo regional integral.

Además, los tres participantes se comprometieron de igual forma a la exhaustiva investigación de violación de derechos humanos de los periodistas, en el marco de las recientes protestas por el asesinato de varios trabajadores de medios de comunicación.