El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, llamó a la comunidad migrante de América Latina a no viajar a su país de forma ilegal, dado que ahora les será imposible pasar a territorio estadounidense sin documentos.

Los tiempos de las fronteras no vigiladas se han acabado, aseguró el funcionario, quien dijo que el endurecimiento de la vigilancia no significa que Estados Unidos abandona a su suerte a América Latina. Kelly aclaró que Washington seguirá ayudando a los países de Centroamérica para crear empleos y evitar el flujo de indocumentados.

De igual forma, el secretario de Seguridad en Estados Unidos pidió a las familias no enviar a los menores a cruzar la frontera, dado que son un sector muy vulnerable ante las organizaciones del crimen organizado, que los utilizan para integrarlos a sus filas o negocios de trata y esclavitud sexual.

Por su parte, el secretario de Gobernación de México, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó que la administración federal acompaña a Estados Unidos y Centroamérica en este objetivo de crear mayores oportunidades de crecimiento y desarrollo en la región. Al final del día, aseguró, la meta es mejorar el bienestar de los habitantes y no exponerlos a los peligros de la migración ilegal.

“Entendiendo que es fundamental tomar decisiones de forma oportuna y actuar en el aquí y ahora. Que debemos de trabajar juntos para terminar con las inercias que han prevalecido en el pasado para dar pie a círculos virtuosos en beneficio de la región, yendo al fondo de los problemas, atendiendo de raíz las causas que generan violencia y descomposición social”, declaró.