Chelsea Manning, militar transgénero que fue liberada el mes pasado, concedió su primera entrevista a los medios de comunicación, en la cual reveló las razones que la motivaron a filtrar información clasificada del Ejército de Estados Unidos, más allá de que pusiera en riesgo la seguridad nacional de su país.

La soldado de 29 años, quien anteriormente llevaba el nombre de Bradley Manning, dijo que acepta públicamente la responsabilidad por sus acciones. Cabe recordar que fue procesada por la divulgación de 700 mil documentos del Ejército y Departamento de Estado, mismos que fueron publicados por la plataforma digital, Wikileaks.

“Nadie me dijo que hiciera esto, nadie me ordenó que hiciera esto. Yo lo hice, es mi responsabilidad”, sentenció.

De igual forma, Chelsea Manning aseguró que no ha tenido contacto con el ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, desde su liberación. El entonces mandatario en 2016 fue clave para la entrega del indulto a la militar, dado que esta posibilidad se hubiera diluido en el nuevo gobierno de Donald Trump.

Por otro lado, reconoció que tuvo crisis muy severas mientras estuvo en prisión, un episodio que califica como traumatizante. Debido a esta desestabilidad emocional y psicológica, reveló que intentó suicidarse en dos ocasiones.

Por el momento, Manning sigue siendo parte del Ejército de Estados Unidos, sin embargo, no se encuentra activa, debido a que todavía afronta un dictamen de culpabilidad emitido por una corte marcial. Se prevé que la soldado apele el fallo en su contra hace algunos años.