Los ataques cibernéticos no cesarán en el corto, mediano, ni largo plazo, aseguran los expertos, tan solo un par de días después de que el virus informático, WannaCry, desatara un caos a nivel internacional. De acuerdo con las agencias de seguridad tanto nacionales como internacionales, jamás se había visto un ciberataque de estas dimensiones.

Cabe recordar que el virus, catalogado como un ransomware, inició en la sede principal de Telefónica, en Madrid, España. A partir de su liberación, no ha podido ser frenado por las autoridades, extendiendo el daño a miles de organizaciones en más de 70 países. La capacidad de autorreplicarse de este malware constituye una amenaza para millones de sistemas de computadoras.

Después de infectar los sistemas de Telefónica, la plaga ha ido esparciéndose por el mundo a países de diferentes latitudes. De esta manera, naciones como Colombia, Taiwán, Rusia, Portugal y Reino Unido han reportado daños severos por WannaCry. En el caso particular de la Gran Bretaña, el ransomware ha ocasionado el cierre de 16 hospitales y la suspensión de algunos servicios.

¿Cómo funciona el virus?

De acuerdo con los informes que han salido al respecto, el virus solo afecta a sistemas computacionales que utilizan el sistema operativo Windows. Cabe recordar que Wikileaks alertó hace algunos meses sobre fallas de seguridad en el software desarrollado por Microsoft, uno de los más utilizados en el mundo. A pesar de que la empresa fundada por Bill Gates lanzó un parche de seguridad, no habría sido suficiente para cubrir los huecos aprovechados por los hackers.

El ransomware tiene la capacidad de instalarse en el equipo y bloquear los ficheros del ordenador, para inmediatamente solicitar el pago para el rescate. En el caso de las organizaciones, la infección se ha llevado a cabo a través de la descarga de un archivo adjunto, aprovechando la vulnerabilidad de un ordenador.

“El tamaño del ataque nos hace pensar que tal vez no se trate de lobos solitarios. No es descartable que detrás de estos ataques se encuentre alguna oscura rama de los servicios de Inteligencia de algún quizás lejano país”, asegura Luis Camacho, experto en informática, en una entrevista para RT.

¿Cómo protegerse del ataque de WannaCry?

Las autoridades de diferentes países han emitido una serie de recomendaciones para evitar que los sistemas de cómputo sean alcanzados por el ransomware. Entre ellas, sobresale la actualización del sistema operativo a las versiones más recientes, además de instalar los últimos parches de seguridad de Windows.

De igual manera, se convoca a ser extremadamente cautelosos con el tipo de archivos que se descargan de correos electrónicos. Al parecer, el virus también podría esparcirse mediante supuestos avisos de cobros jurídicos, demandas u otros engaños.

De la misma manera, los especialistas aconsejan navegar por sitios seguros, es decir, páginas que tienen recorrido y reputación en Internet. Además, se aconseja instalar programas de antivirus y cortafuegos para mantener el equipo con un nivel de protección más elevado.

Incluso tomando estas medidas, aseguran los profesionales, no existe cien por ciento la seguridad de que se pueda bloquear la infección. Sin embargo, reducen de forma considerable las vulnerabilidades de los equipos computacionales.