Papa vuelve a prisión para lavado de pies

El Santo Padre volvió a elegir una prisión italiana para llevar a cabo la tradición del lavado de pies en el Jueves Santo. Cabe recordar que el papa Francisco ya ha realizado esto en años anteriores.
06 de abril de 2017      por Sergio Noriega        

Papa vuelve a prisión para lavado de pies

El papa Francisco eligió una prisión para llevar a cabo el rito de Coena Domini, mejor conocido como La Cena del Señor. Tal como sucediera en el primer año de su pontificado, el líder de la Iglesia Católica llevará a cabo las actividades tradicionales del Jueves Santo, tales como el lavado de pies con algunos de los presos recluidos en la cárcel de Paliano, en Frisnone.

Cabe recordar que desde que fue nombrado papa, Francisco ha decidido mantener las costumbres que tenía cuando era arzobispo de Buenos Aires. De esta forma, puso el ejemplo con el lavado de pies a 12 menores de edad que se encontraban en una prisión en la ciudad de Roma.

Un año después, el Santo Padre llevó a cabo el lavado de pies a 12 discapacitados de diferentes edades, nacionalidades y religiones en un centro de ayuda. Posteriormente, volvió a la prisión de Rebbibia, también instalada en la capital de Italia, mientras que el año anterior celebró el mismo ritual con 12 refugiados del centro Castel Novo di Porto.

Tras el anuncio, la cárcel de Paliano, localizada en la provincia de Frisnone, en la región de Lazio, se prepara para la llegada del máximo dirigente de la religión católica. El papa Francisco se trasladará a 70 kilómetros de Roma para celebrar esta tradición en las fiestas santas.

En la prisión elegida por el religioso argentino se encuentran pagando sentencia alrededor de 75 reclusos, sumado al personal que cuida de los reos. Después de llevar a cabo la misa del Jueves Santo, el papa Francisco repetirá el gesto de Jesús hacia sus apóstoles durante la última cena, uno de los momentos más emotivos de Semana Santa.