Breves de fin de semana
por Paulo Yolatl
20 de abril de 2017
HAY UNA BANDA muy bien organizada que pasó de robar cables de cobre a celdas solares. Estos sujetos eran los autores de todos los saqueos de cable registrados a lo largo y ancho del sistema de alumbrado público del Periférico Ecológico, pero ahora están derribando los postes para apoderarse de las costosas celdas.
 
LAS AUTORIDADES de Carreteras de Cuota de Puebla (CCP) deben poner mucha atención de lo que sucede en la caseta de Atlixco, pues es muy frecuente ver a automovilistas que no pagan, ya que se pegan demasiado al auto que tienen por delante y así logran evadir la pluma de seguridad.
Lo malo es que los trabajadores de esas casetas, que son testigos de estos hechos diarios, ni se inmutan de lo sucedido, pues también han visto evadir la pluma a varios motociclistas.
Lo curioso del asunto es que no hay elementos de seguridad que estén circulando en esta importante vía de comunicación y que ayuden a impedir estas acciones que cometen varios vivales.
 
LOS CADENEROS que operan en el Centro Histórico de Puebla están imparables, esta semana por ejemplo una trabajadora del Ayuntamiento de Puebla fue sorprendida a unos metros del edificio de regidores.
Justo en la esquina de la 4 Oriente y la calle 5 de Mayo fue donde un sujeto le quitó, como por arte de magia, unas arracadas de oro; desafortunadamente el ladrón se escabulló entre la gente y como siempre la presencia de la policía tardó más de 15 minutos.
Las mujeres  son las principales afectadas, aún más las de la tercera edad que no tienen cómo prevenir y defenderse de este cobarde robo que no ha podido frenar la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Puebla.
Lamentablemente damos cuenta de estos hechos ya cotidianos, algunos de ellos incluso han sido captados por cámaras de videovigilancia, pero aun así los responsables sigue prófugos y cometiendo sus fechorías en zonas turísticas de la capital, como en Santo Domingo, donde la empleada municipal fue una víctima más.
 
LOS HUACHICOLEROS de la zona del triángulo rojo, no sólo entierran los bidones con la gasolina robada a los ductos de PEMEX, sino también todo el fuerte armamento que utilizan para enfrentar a la policía y a los militares.
El gobierno descubrió esa práctica cuando hace unas semanas emprendieron el operativo Encrucijada, el cual arrojó la detención de más de 80 personas, de las cuales algunas están involucradas con una célula criminal de los Zetas.
Y es que cuando ingresaron a los terrenos, los ministeriales vieron cómo los huachicoleros para defenderse del operativo se aventaron al piso pero para tratar de desenterrar sus armas, lo cual les fue imposible.
 
NO ES UNA BROMA el regidor del PRI Iván Galindo Castillejos dijo que está interesado en buscar la presidencia del Comité Directivo Estatal de su partido político, por lo que se descartó para buscar la posición que tiene actualmente José Chedraui Budid. Quizá así sea una broma porque ya muchos de sus propios compañeros lo ven fuera de ese partido político y muy dentro de MORENA. ¿Un nuevo pejezombie?