México Descompuesto
por Humberto Martínez
17 de abril de 2017

 

 

Quizás sea exagerado o esté viendo las cosas desde ópticas muy deformadas o fuera de lugar, pero cuando observo en tantos medios informativos, tanta violación a la lógica natural de la vida, al observar el actuar inmoral de los políticos o de quienes ostentan poder político y económico, o la frialdad con que se anuncia un asesinato mas, o miles de ellos y ves la indiferencia a una noticia de que Hacienda no supo donde quedaron 152 mil millones del presupuesto Federal y no pasa nada; no entiendo, ¿cómo toda nuestra sociedad va viendo con “cierta normalidad”, cosas que seguramente a nuestros abuelos hubiera espantado y en otros países jamás tolerado.

Las cosas no están bien, estos años ya no son los de una democracia en formación, somos una generación, víctima de nuestra propia indiferencia y desinterés, de aquellas cosas que debieran merecer nuestra atención y provocar nuestra reacción para tratar de evitar esta descomposición social.

No solo es preocupante la clase de México que dejaremos a nuestros hijos, es por desgracia, también, muy preocupante, la clase de hijos que dejaremos a nuestro México.

Las Leyes son maneras de establecer formas de conducta, son la manera como la sociedad establece normas y disciplinas que cuando no se observan o cumplen, hay castigos establecidos que deben “ teóricamente ” ser lo suficientemente fuertes, duras o estrictas como para que nadie se atreva a violarlas ¿no?, esa es la teoría o en otros países, en nuestro México, no es así.

La policía, mal pagada, cuando hace su trabajo, ve en muchísimos casos con enorme frustración como el ladrón o criminal ha salido libre sin problemas, decenas de veces. Somos  también  testigos de las decenas de fosas con miles de cadáveres encontradas, y vemos a autoridades que se reconocen sin recursos, simplemente para identificarlos.

Pululan los ex-Gobernadores ladrones circulando con cinismo, sin que sean sometidos a una verdadera rendición de cuentas, incluso algunos están por reintegrarse al reciclaje de la basura política. No pasa nada.

Los políticos de primer nivel, son todos muy ricos, pero en las escuelas los verdaderos maestros, hacen milagros con sus pocos recursos, todas nuestras escuelas públicas son muy pobres, el desabasto de medicamentos es cosa de todos los días, una policía mal preparada, mal armada, mal pagada y en consecuencia complice en muchos casos de los criminales es víctima de los gobernantes en turno por el desvío de recursos.

Ciudadanos comunes, se convierten en criminales y con el apoyo de una gama interminable de corruptos ordeñan sin problema a PEMEX.

Los partidos políticos, preocupados por no perder…sus multimillonarios recursos. Ya no tienen bandera, ya no existen ideales o valores que los identifiquen, brincan hacia donde les conviene, que les permita seguir viviendo a costa de los mexicanos, sin importarles realmente el futuro de “esos mexicanos”.

¿Los Derechos Humanos? Han venido en opinión de muchos a entorpecer la aplicación de la Ley, por formalismos o legalismos, han dejado de proteger a los Humanos Derechos, a los justos, a las víctimas e indefensas, esos millones de ciudadanos, no  se  sienten protegidos, no, a ellas las roban, las asaltan, las matan.

Nuestra institución mas respetable; nuestro Ejercito, de “apaga fuegos”,  acosado por políticos y predicadores del “Marx muerto”, víctima de toda la incongruencia que hoy tiene a México descompuesto.