Replanteo de objetivos
por Isidro Sánchez Macip
16 de marzo de 2017
Replanteo de objetivos
Isidro Sánchez Macip
 
En columnas anteriores hable acerca de una característica primordial en el Director Técnico, el ser buen estratega. Como todo líder, el entrenador de fútbol previo a cada partido deberá de tener un claro plan de acción, estrategia, para la competencia y así poder maximizar las virtudes de su equipo, aprovechar como áreas de oportunidad las carencias del rival y estar prevenidos para las posibles amenazas que el oponente represente. 
 
Al igual que cualquier General antes de la batalla, es indispensable que el DT identifique los posibles problemas que se le van a presentar al equipo en el partido, recabe información útil y aplicable, diseñe en base a sus recursos y mucha creatividad posibles soluciones, tener alternativas para casos especiales, y por último, junte todo lo anterior y elabore el plan a seguir, la estrategia de partido. Este proceso únicamente tiene vigencia de un partido (“nunca te bañas en el mismo río dos veces”) y cualquier Cuerpo Técnico “profesional” tiene la obligación de tener una estrategia de partido especial para cada una de las competencias y no únicamente en la J.17 o previo a la final como suele suceder.
 
El fin último de cualquier estrategia es aumentar las probabilidades de conseguir un objetivo, aterrizándolo al fútbol, el entrenador plantea y entra sobre una estrategia porque siguiendo ese plan tendrán más probabilidad de ganar. Por esta razón se vuelve tan importante el tener mapas previamente diseñados ante la competencia para así ante cualquier eventualidad siempre tener la respuesta óptima como solución. Suena coherente y al parecer sencillo de lograr, pero semana con semana vemos equipos que únicamente cuentan con un plan, una estrategia, y tener solamente un plan de competencia para una batalla tan cambiante de 90 minutos me parece inconsciente.
 
Dentro de un partido de fútbol existen infinitas posibilidades del cómo éste se vaya desarrollando. Puedes ir ganando al minuto uno, ganando al 93, perdiendo 0-2 y un expulsado antes del primer cuarto del partido o perdiendo por un gol a falta de cinco minutos por jugar y volcarte al frente en busca del empate. Existen miles y miles de posibilidades, cada partido es único e irrepetible y sería imposible entrenar todas y cada una de la posibilidades, pero lo que si se puede entrenar y es obligación del DT y su equipo de trabajo es entrenar en la semana los escenarios que de acuerdo con el estudio previamente realizado tengan mayores probabilidades de ocurrir.
 
Repito, de contar con los recursos necesarios y el tiempo óptimo, tenemos que entrenar TODOS los escenarios probables, mas aún sin son adversos. Se piensa que el entrenar un escenario adverso (p.ej. ir perdiendo y tener que remontar en 10 minutos) es atraer a que esto suceda, algo así como “lo que piensan lo atraes”, nada más alejado de la realidad. Entrenar algo que es probable que suceda es sinónimo de madurez, de seguridad en tu equipo y en ti mismo para poder convencer a los jugadores que ese escenario por más que no sea el que esperan (ir perdiendo) pero deben de tener claro el plan y acciones a seguir para este caso. Prepararte y prevenir el caos ante cualquier eventualidad, madurez.
 
Si vas a enfrentar a un equipo que tiene menos de un gol en contra por partido y tu equipo tienen la obligación de ganar, lo más normal es que a falta de 15-10 minutos tu equipo aun no haya anotado. Como entrenador, ¿qué le vas a pedir a tus jugadores al min 80 con la tensión y fatiga física al máximo?, ¿qué cambios vas a realizar para ir en busca de la anotación?. Les aseguro que si esto no lo entrenaste vas a ser casi imposible, a menos que tengas a un grupo de jugadores extremadamente maduros o con demasiada calidad, que logres tu objetivo simplemente por que gritas y mandas indicaciones desde tu área técnica.
 
Otro caso bastante normal y que muchas veces toma desprevenidos a los entrenadores, ¿qué les vas a pedir a tus jugadores cuando vayan ganando (sea el minuto uno, 15 u 89)? Quizá tenían claro antes de comenzar el partido que el objetivo era meter un gol, pero una ves que lo consiguen ¿qué deben de hacer? No hay nada más peligros que un equipo de fútbol cuando se queda sin objetivos en pleno partido, ya sea por que su única meta previamente establecida (ponerse al frente en el marcador) la cumplen demasiado pronto o cuando por circunstancias del juego se les pone el marcador en contra y se enfrentan a un equipo rival distinto al que ellos esperaban.
 
Replanteo de objetivos, característica básica del DT. Pero que quede claro, para poder replantear objetivos se requiere de una estrategia y plan de competencia previamente establecido, y esto a su vez requiere de análisis, recabar información y con humildad y madurez aceptar cuales son los entornos con mayor probabilidad de suceder.