El arte mexicano no tiene fronteras
por Carlos Quiñones
15 de marzo de 2017

El arte es el concepto que engloba todas las creaciones realizadas por el ser humano para expresar una visión sensible acerca del mundo, ya sea real o imaginario. El arte permite expresar ideas, emociones, percepciones y sensaciones. Desde hace años el arte mexicano es arte de exportación. Francia, Alemania, Inglaterra, Dinamarca, Indonesia y Nueva Zelanda se han enamorado en recientes años con el arte hecho en México. Agotan entradas, hacen filas, se conmocionan al tratar de ver obras del dúo dinámico Diego Rivera y Frida Kahlo, se asombran con la plástica revolucionaria de José Clemente Orozco, Rufino Tamayo y Gabriel Figueroa, enmudecen ante el surrealismo de Remedios Varo o María Izquierdo.  Obras que nos dan identidad dentro y fuera. Arte que no entiende de muros o límites fronterizos.

La figura de Frida Kahlo por décadas ha sido la máxima representante del arte nacional. "Frida Kahlo: una vida en el arte" en el Museo Arken, de Copenhague, Dinamarca, registró 114 mil visitantes. Todo un récord para el recinto en 2013. La misma muestra se fue a Italia, a Roma al Museo de La Scuderie del Quirinale, y tuvo 332 mil visitantes. Una Fridomania que se extendió en Francia con una exposición llamada "Frida y yo" sobre la vida de la pintora mexicana dirigida al público infantil y cerro con más de 70 mil visitantes.  El referente de Frida siempre está asociado con los colores de México. Hablar de Frida es hablar de nosotros.

En tiempos de NAFTA el arte mexicano también cruza la frontera norte. Una de las más exitosas muestras fue "Bajo el cielo mexicano: Gabriel Figueroa, arte y cine, en 2014. Ocupó el Museo de Arte de la Ciudad de Los Ángeles y tuvo más de 13,500 visitas. Otro representante de la plástica mexicana es Rufino Tamayo, artista que ha convocado a 140 mil personas a la muestra "Tamayo, un solitario modernista mexicano" y que recién cerró en la Galería Nacional de Canadá.

Y en un momento en el que el mensaje antimexicano de Donald Trump no deja de aturdir, la exposición de arte moderno México: 1900-1950 fue presentada en días pasados a la prensa en Dallas, Texas como una muestra de que el arte puede unir a dos países vecinos. El director del Museo de Arte de Dallas, Agustín Arteaga, y la secretaria de cultura de México, María Cristina García Cepeda, fueron muy claros en su mensaje: el arte y la cultura fomentan la unión entre diferentes comunidades.

El Museo de Arte de Dallas, mejor conocido como DMA, tendrá del 12 de marzo y hasta el 16 de julio una exhibición de arte que cuenta con alrededor de 200 obras mexicanas de pintura, escultura, fotografía y cine. Los visitantes podrán apreciar trabajos que van desde Frida Kahlo y Diego Rivera hasta José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros entre otros muchos artistas. Esta misma exhibición ya se presentó y con mucho éxito en París y ahora tendrá su única parada en Estados Unidos en el norte de Texas. En más de 80 años de relaciones, el museo de Dallas ha presentado 30 exhibiciones de arte mexicano. La primera data de 1933 y la más reciente fue en 2012 con "El legado de la serpiente emplumada en el México Antiguo".

La cultura no tiene fronteras, el arte mexicano no conoce de muros o pasaportes. Se deja apreciar por quienes aman nuestra historia. La exhibición que estará en Dallas, Texas es una muestra de que con arte también nos podemos entender, que puede haber un dialogo franco entre países hermanos y vecinos. El mexicano se reencuentra con su pasado y el estadounidense nos conoce mejor. Hagamos una revolución de arte contra un presidente de Estados Unidos que nos ve como una amenaza y no como un aliado.

Twitter, Instagram, Snapchat, Periscope: @sabio28