El Mundo salvaje de Guillermo Arriaga
por Carlos Quiñones
01 de marzo de 2017

Hay libros que cuando los lees y son de tu agrado quieres que las personas que tú conoces también lo lean. Muchos libros te atrapan desde la primera página, su forma de iniciar es tan seductora que no te quieres despegar. Hay quienes lo quieren leer entre más rápido mejor y otros se toman su tiempo para saborear con tranquilidad cada capítulo. Para digerirlo a fuego lento. El más reciente libro del escritor y guionista mexicano Guillermo Arriaga, "El salvaje",  lo confirma como uno de los escritores más potentes, intensos y con mucha originalidad de la literatura de nuestros tiempos.

Cuando crees que un escritor ya dio todo en un libro, saca otro y es mejor que el anterior y saca otro y lo supera. Esta constante se ha vivido con Arriaga que cuenta con títulos que van desde "Escuadrón Guillotina" (1991) y "Un dulce olor a muerte" (1994) hasta "El búfalo de la noche" (1999). Su trabajo literario quizá no sea tan sonoro como lo es su trabajo como guionista de cine. Hay tres títulos que seguramente muchos recordaran,  que marcaron una época: ‘Amores perros’, ‘21 gramos’ y ‘Babel’. Tres filmes escritos con la pluma de Guillermo Arriaga y que pusieron al director Alejandro González Iñarritu en los cuernos de la luna. El estilo de las películas se siente en su nuevo libro con dos historias paralelas que en un punto se unen y tiene una razón de ser.

Alejado del cine y encerrado por cinco años y medio,  el autor nos adentra al mundo de "El salvaje". La novela se centra en Juan Guillermo, un adolescente de diecisiete años que se queda huérfano y solo. Tres años antes, Carlos, su hermano mayor, es asesinado por unos fanáticos religiosos y de esta desgracia indirectamente afecta a sus padres y su abuela y mueren. Juan Guillermo jura vengarse, pero se enfrenta a un grupo de jóvenes bien organizados, los respalda un sacerdote poderoso, están entrenados para pelear y para el colmo están asociados con el comandante Zurita de la policía judicial. Todo esto se desarrolla en la hoy Ciudad de México a finales de la década de los 60s y principios de los 70s. En un mundo de azoteas, descubrimientos sexuales, amistades, negocios y amores inconstantes.

Dentro de libro se cuenta dos historias, aparte de la de Juan Guillermo también se cuenta la de un cazador de lobos y su obsesión por cazar uno en particular guiado por el espíritu de su abuelo. El libro describe el intenso frio que vive este cazador que el lector sufre las inclemencias del tiempo y la paciencia que lleva perseguir a una manada de lobos en las montañas de Canadá. En un punto del libro esta historia tiene sentido con la otra que se desarrolla en México. Muy a la ‘Amores Perros’ y a la ‘Babel’ pero sin tener nada que ver con estas mismas. El estilo literario es arriesgado pero es un desafío para quien lee el libro. El uso del castellano está muy bien cuidado que se nota bastante el tiempo invertido por el autor y esto se agradece.

“El Salvaje” es un libro “basado en hechos reales que nunca sucedieron”  ha dicho el autor en varias entrevistas que ha dado a distintos medios. Quizá fue testigo de los hechos, quizá es su historia o simplemente su imaginación no lo dejo descansar hasta culminar esta obra maestra de la literatura. La muerte es una constante en la vida de Juan Guillermo, hay que adentrarse en su mundo para entenderlo. Su amor por un lobo y por una mujer lo mantiene ocupado mientras su legado familiar es sepultado en un tinaco de una azotea de la colonia Modelo de la Ciudad de México. Un libro muy recomendable de editorial Alfaguara, un producto hecho en México. Larga vida a Guillermo Arriaga.

Twitter, Instagram, Snapchat, Periscope: @sabio28