Males Comunes
por Martín Barberena
09 de enero de 2017

 

Para Mariana Guerini por sus sabios consejos

 

Arrancando el año 2017 mientras me informo del acontecer nacional e internacional  me produce un sentimiento de profunda confusión y asombro. El escenario es diametralmente distinto al que diseñe en mi imaginario y a pesar de ello en él hay que actuar y desarrollarse, como Shakespeare sentenció.

Cualquiera que sea el lugar en este nuestro tiempo, tenemos todos enemigos comunes. En términos prioritarios el que preside todos los males peores son los virus, bacterias y/ o enfermedades que debilitan nuestro sistema inmune al grado de fastidiarnos la vida y eventualmente matarnos. Las guerras atómicas que libramos al interior de nuestros cuerpos mediante antibióticos no bastan para estar sanos y fuertes. Los malditos virus son cada vez mas resistentes y virulentos según la asociacion mundial de la salud. Nosotros nos debilitamos y los microbios se fortalecen, así esta la cosa. Por ello se recomienda tomar vitaminas y hacer ejercicio.

Ya fuera del cuerpo, en un contexto internacional una especie de virus  humano cuyo propósito consiste en provocar miedo son los terroristas que sin discriminación alguna asesinan por amor a su dios (¿recuerdan el grito de Viva Cristo Rey? por el estilo pero en gran escala) Al estado islámico lo vemos lejos y sentimos ajeno a nuestras ocupaciones, sin embargo este fenómeno de impacto mundial rebota con fuerza en nuestro país. Dañan y preocupan...atentan contra la paz y estabilidad por motivos religiosos, como en el medioevo a diferencia que ahora usan cualquier medio de trasporte, metralletas y bombas. En este caso poco o nada podemos hacer.

Otro caso mas cercano es el presidente electo de Estados Unidos Donald Trump quien nos declaro la guerra a todos los mexicanos...por igual. Su política nacionalista y antiglobalizante ya empieza a tener efectos nocivos en México. La compañía Ford dejó vestido y alborotado a San Luis Potosí y al gobierno federal. Y aun faltan 15 días para su protesta. El enigma es mayúsculo. Un nuevo estilo de gobierno con tintes gerenciales en la casa blanca esta por darse a conocer. Prescindir de productos gringos y si acaso no visitar ese país mientras gobierne dicho sujeto es - quizás - un modo de sacudirse este malestar.

Pero si hay un mal que nos agobia como país, es el mal gobierno. Así en general...el sistema todo; La libertad de los sátrapas y la impunidad de los culpables que flagela la dignidad nacional y aplasta nuestro orgullo con desfachatez y desvergüenza ha llegado a limites de deshonra. Pese a las clamorosas pruebas de corrupción no pasa nada. Nos hemos convertido en la Nigeria de América latina y eso da mucha pena. Los cara duras de gobernantes a lo largo y ancho de nuestra bella geografía logran su cometido y transan. Se pasean con amparos bajo el brazo o se esconden donde no llega la justicia.

El asunto Narcos queda implícito en el mal mayor, ahí están a la expectativa.

Ahora bien, la historia enseña que son los males los que unen a los pueblos. Está en el aire el descontento y por regla general hay un común denominador que unifica y genera presión social. Me temo que el tema de la gasolina se convierta en un catalizador  difícil de contener, una bola de nieve. Veremos

Por lo pronto la llamada es a caminar, usar bicicleta o comprar un auto híbrido. El año apenas comienza y la presión se resiente.

¡Como sea feliz año y Salud!