Y empieza la “guerra”…
por Enrique Guerra Castillo
09 de enero de 2017
Y empieza la “guerra”…

 

El presidente electo de los Estados Unidos de América, Donald J. Trump todavía no empieza su mandato (empieza el 20 de enero), y ya se ve por donde van a ir los tiros. Las grandes empresas multinacionales se replantean invertir en nuestro país debido a sus amenazas de imponer aranceles del 35% a los vehículos fabricados en México y que sean vendidos en Estados Unidos.

La primera en cancelar una inversión de 1600 millones de dólares fue Ford Motors, el segundo mayor fabricante de vehículos en Estados Unidos y ya se vio su repercusión, la bolsa mexicana cayó importantemente y el precio del dólar subió a números históricos, además de los puestos de trabajo que no se crearán. Ford cambó su estrategia de inversión y ahora invertirá en Michigan para expandir la fabricación de coches eléctricos y así dejando a San Luis Potosí, donde se recibiría la inversión planeada en principio, y a México en general sin la creación de casi 3000 empleos cuando estuviera terminada la planta en el 2020.

General Motors Company, el número uno de la fabricación de coches en Norteamérica, que cuenta con mayor presencia en México que Ford, lanzó un plan de inversión de 5000 millones de dólares en nuestro país desde el 2012, y ahora revisa ya esos planes de inversión. Para el gigante de la aeronáutica Boeing, ya tiene un plan disuasorio para no invertir en Asia, la amenaza de cancelación de 2 aviones 747 para el Air Force One.

En su cuenta oficial de twitter, Trump también amenazó a la empresa de vehículos nipona Toyota señalando: "Toyota Motors dijo que construirá una nueva planta en Baja California, para fabricar coches para EE.UU. O construye una planta en Estados Unidos o pagará un arancel mayor".

Pero donde se espera la batalla mayor es con Apple, quién fabrica todos sus componentes en China y Vietnam, que tiene más de 150,000 empleados, Trump quiere que esos trabajos sean para estadounidenses, la complejidad es enorme ya que los costes de sus dispositivos podrían llegar a triplicarse de mudar su mano de obra a los Estados Unidos, Trump incluso amenazó con hacerles boicot en caso de negarse.

Veremos en que acaba esta guerra, por el momento ya hay varias batallas abiertas y México se verá perjudicado debido a ellas, el nombramiento de Luis Videgaray Caso como nuevo canciller mexicano para “negociar” la política con el gobierno estadounidense, debería de dar  como resultado un acercamiento, él fue quien orquestó la visita de Trump a nuestro país siendo candidato a la presidencia norteamericana para ver posiciones en caso de llegar a la casa blanca y que repercutió en  un sinfín de críticas, ahora con Trump como mandatario veremos en que acaba el “error” de haberlo invitado. 

 

@eguerracastillo