El Sistema Estatal de Protección Civil llevó a cabo un análisis de la actividad sísmica del año; este estudio responde a las necesidades de mantener una alerta que proporcione mayor seguridad a los habitantes ante estos eventos.

Hasta ahora se han registrado 821 sismos en la entidad, la mayoría con epicentro en las regiones de Soconusco e Istmo-Costa, es decir, en municipios como Mapastepec, que tiene ya 352 sismos en este año, y Suchiate con 221. 
 
De tal modo, se instaló el Laboratorio para la identificación, análisis y monitoreo de peligros por fenómenos naturales, mismo que, a través de un equipo especializado en detección temprana de sismos, contando con un Georadar y acelerógrafos, determinará intensidad, profundidad y origen del movimiento, emitiendo una alerta que puede ser aprovechada para resguardar a la población.
 
Además, Protección Civil señaló una serie de programas en conjunto con la UNAM, como la Microzonificación sísmica en Tuxtla Gutiérrez y Tapachula, Propuesta de normas técnicas mínimas de construcción en los mismos municipios, y la Modificación del Reglamento de Construcción.