Suben precios de la canasta básica hasta 25%

Se toma como medida reducir gastos de esparcimiento, para sopesar aumento a la canasta básica: Escuela Bancaria y Comercial.
02 de febrero de 2017      por Daniel Aguilar        

Suben precios de la canasta básica hasta 25%
                  Fotografía por: Especial              

Irma Pérez Cancino, docente e investigadora de la Escuela Bancaria y Comercial Campus Tuxtla,define que el incremento promedio de los productos de la canasta básica, de diciembre del 2016 a enero del 2017, ha sido de alrededor del 25%, esto como consecuencia de las tendencias del mercado y la alza de precios de los combustibles.

Según el Índice Nacional de Precios al Consumidor, que mide el Inegi, la gasolina es el producto con más peso en la canasta básica, por lo que su mayor cotización repercute sobre la inflación y otras mercancías, como lo son los productos de primera necesidad.

Además, el poder adquisitivo de la población ha ido disminuyendo, contrario al caso del desempleo, por este motivo, el aumento a las gasolinas, no sólo le pega a las empresas, sino que afecta aún más los bolsillos de la población.

De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), el jitomate, huevo, leche, tortilla, azúcar, calabacita y cebolla, productos que forman parte de la dieta principal de la población mexicana, llegaron a aumentar hasta un ocho por ciento para el comienzo del primer mes del 2017.

La analista define que la tendencia en el aumento de las gasolinas, se vio claramente reflejada en el costo de los productos de primera necesidad, aunque las estadísticas no relejen grandes cifras puede notarse que muchos de los productos están costando casi el doble de los que costaban en diciembre del año pasado, lo que ubica actualmente el precio de la canasta básica entre los 2,800 y 3,000 mil pesos.

Para finalizar, la docente e investigadora de la Escuela Bancaria y Comercial Campus Tuxtla, Irma Pérez Cancino, recomienda, como una medida para poder sopesar este incremento en los precios, reducir los gastos de esparcimiento y recreación, evitar gastos innecesarios y comprar sólo aquello que sea sumamente necesario.