Techos verdes no aptos para zonas de alta contaminación

Los techos verdes son cubiertas ajardinadas en la azotea de un edificio que está total o parcialmente cubierto de vegetación.
12 de enero de 2017      por Daniel Aguilar        

Techos verdes no aptos para zonas de alta contaminación
                  Fotografía por: Especial              

Un modelo meteorológico, basado en ecuaciones matemáticas, que simula las condiciones atmosféricas sirvió para determinar que los techos verdes nos son aptos para su uso en zonas de alta contaminación ambiental, explicó Williams Vázquez Morales, docente-investigador del Centro de Investigación en Gestión de Riesgos y Cambio Climático (CIGERCC), de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH), que dirige el rector, Adolfo Antonio Guerra Pérez.

Esta investigación permitió al docente de la licenciatura en Ciencias de la Tierra de la UNICACH obtener el título de Doctor en Ciencias de la Tierra por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Indicó que en el 2015,  junto a  investigadores de la UNAM y de la Universidad de San José California diseñaron una aplicación del modelo meteorológico a meso-escala de quinta generación urbanizado (UMM5), para evaluar la eficacia de los techos verdes en las zonas de altos índices de contaminación del Zócalo, Bosque Chapultepec y parques urbanos de la delegación Escandón en la Ciudad de México.

Los techos verdes son cubiertas ajardinadas en la azotea de un edificio que está total o parcialmente cubierto de vegetación, se usan para reducir las islas de calor, fenómeno que produce un incremento de temperatura en una zona específica afectada por la reducción de áreas verdes y el incremento de concreto.

Vázquez Morales detalló que los techos o azoteas verdes logran reducir la temperatura ambiental e interna del edificio hasta tres grados centígrados, lo que se considera uno de sus principales beneficios.

A pesar de este beneficio, en la investigación realizada se determinó que en la Ciudad de México, caracterizada por altos índices de contaminación ambiental, los techos verdes al reducir la temperatura de las islas de calor provocan que se genere una mayor concentración de contaminantes y reduce el volumen de dilución de los mismos.

A partir de este resultado, el investigador de la UNICACH dijo es necesario realizar un análisis preliminar para la implementación de techos verdes, sobre todo en ciudades que presentan problemas de contaminación atmosférica, para garantizar la eficacia de los mismos.