Entorno Laboral: La prestación esperada

Esta diferencia en el pago de esta prestación legal o contractual según sea el caso, marca la diferencia entre diversos sectores de trabajadores.
09 de enero de 2017      por Daniel Aguilar        

Entorno Laboral: La prestación esperada
                  Fotografía por: Especial              

Inicia el año 2017 con el arranque de nuevos deseos, propósitos, anhelos, sinónimos todos de un nuevo entorno a escasos días de concluir en días calendario lo acontecido en el año 2016, que ya de entrada parece lejano y distante, pareciendo marcar distancia de lo que se hizo o dejo de hacer en el entorno del mundo laboral, con ello entonces se destaca la obligación patronal de pagar el aguinaldo anual que como establece la Ley federal de trabajo, pago que consiste en 15 días del último salario devengado por cualquier trabajador que se encuentre bajo una relación de trabajo sobre todo del ámbito de la empresa privada, obligación además que impone hacer este pago antes del día 20 de diciembre, si por ejemplo se laboro todo el ejercicio laboral que inicia el 1 de enero de cada año pero el pago incluye hasta el día 31 de diciembre del año en curso, si no se laboro completo entonces el pago será proporcional a los días laborados, de ese modo lo establece el artículo 87 de la propia ley laboral vigente, de igual manera en otros escenario laborales, por ejemplo es aplicable la Ley del servicio civil del Estado y los municipios de Chiapas que incluye a diversas instituciones de la administración pública centralizada, entendiendo que ello incluye a los tres órdenes de gobierno sea judicial, ejecutivo y poder legislativo, los ayuntamientos por otro lado están los organismos descentralizados, los organismos autónomos como lo son los entes electorales y la comisión estatal de los derechos humanos por mencionar algunos. Donde incluso en estas mismas instituciones mencionadas existen trabajadores que no reciben este pago debido que les asignan una categoría laboral diversa a las que la propias leyes laborales reconocen, lo que sin duda se convierte en una molestia generalizada y de diferencia en el trato laboral para trabajadores iguales en el desempeño de sus actividades cotidianas y ordinarias.

El propio entorno laboral ya establece la diferencia en el pago en el número de días, que van desde 30, 40, 60, 70,90 según la institución o en su caso el Contrato Colectivo de Trabajo o las condiciones de trabajo pactadas que regula su relación laboral por ambas partes, institución y sindicato incluso en algunos casos con la modalidad de dividirlo en dos partes una primera parte pagadera antes del 20 de diciembre y la otra en la primera quincena del enero en el año que comienza; lo ilusorio que representa la época decembrina, de algarabía y espíritu solidario propio de estas fechas representan para los trabajadores contar con una cantidad adicional que reduzca sus deudas o organice sus gastos para el año que inicia. Esta diferencia en el pago de esta prestación legal o contractual según sea el caso, marca la diferencia entre diversos sectores de trabajadores. La reciente reforma laboral del año 2012 sin duda desde una óptica objetiva cambio el contenido de la Ley, pero no cambio la realidad cotidiana del trabajo; de tal manera como fue planteada dicha reforma, donde el mismo entorno laboral globalizado inhibió de alguna manera dicho objetivo.

Hoy las noticias corren al por mayor y se tienen a la mano inmediatamente, por ejemplo para hacer un comparativo con años anteriores ;por ejemplo,en el año 1998 una crisis renovada por la baja internacional de los precios del petróleo, el petróleo bajando y el dólar subiendo o al menos a la alza ,recortes presupuestales, recorte de personal, reducción de instituciones, desempleo galopante pero amortiguado por declaraciones  gubernamentales, cientos de juicios en el rezago de las juntas de conciliación y arbitraje; anuncio de despidos masivos, en Tabasco,Veracruz,Campeche,Tamaulipas,estados donde Pemex era el principal generador y empleador de mano de obra, hoy esta empresa productiva del Estado se conduce a la baja en todos los angulos,de igual manera diversos sectores sufren este entorno. Se leía entonces…..”Tenemos crisis para rato”….; Hoy al inicio de este 2017 se lee, se escucha, se aprecia,se observa se padecen, los bloqueos, saqueos, rapiña en tiendas, comercios y negocios, sean estos nacionales o extranjeros, conductas humanas totalmente reprobables sin justificación alguna, que amparadas en el argumento por el aumento a los combustibles, el alza generalizada de productos y servicios se suman a decir de estos grupos irritados organizados o no, que la sociedad en su conjunto padece, la de ser víctimas de todo, violencia, delincuencia, discriminación, corrupción, clientelismo electoral, parece hoy adelantado a su tiempo ;todos estos factores se repiten, se entrelazan, se reciclan, se actualizan, ¿cabe preguntar entonces? Lo adecuado debiera seria haber guardado íntegramente el aguinaldo completo, esta prestación laboral tan esperada a lo largo del año laboral; Para enfrentar la crisis que hoy se asoma por recurrente que parezca.

 Reciban un saludo, Dr. Julio Ismael Camacho Solís.

*Doctor en Derecho, académico-Investigador, asesor laboral.