El Presidente Municipal emitió un “sin comentarios” ante la propuesta del PRI estatal y municipal por pagar los honorarios de la notaria María Judith Espejel González, quien cobrará 50 mil pesos por haber validado la construcción del programa de las 1000 calles.

Rivera Pérez esbozó una ligera sonrisa ante la posibilidad que los integrantes de la fracción del tricolor en Puebla hayan decidido cubrir los servicios de la Notaría Número 53, puesto que a decir de la presidenta del Comité Municipal del Revolucionario Institucional, Claudia Hernández “es del más alto interés de la ciudadanía, conocer la verdad sobre ese programa gubernamental”.

Esta decisión de Claudia Hernández obedece a que el secretario de Desarrollo Urbano y Obra Pública, Felipe Velázquez Gutiérrez informó que el personal de confianza de la dependencia a su cargo cubriría los  honorarios de manera voluntaria de Espejel González, al considerar que no es necesario que se eroguen recursos del erario, para tal fin.

“Lo importante es saber dónde y con qué calidad se hicieron esos tramos de pavimentación, que en promedio tienen 85 metros lineales”, puntualizó Hernández, puesto que a su parecer las necesidades de la capital poblana van más allá de pavimentar vialidades.