El municipio de Huauchinango -ubicado en la Sierra Norte del estado- continúa siendo un lugar de paso para la delincuencia organizada, reconoció el presidente municipal Omar Martínez Amador,  quien pese a ello afirma que este no es un grave problema para su gobierno.

No obstante  dio a conocer  que se  incrementarán el número de cámaras de vigilancia y se entrenarán un grupo canino, esto a  fin de resguardar la seguridad.

"Es una zona de paso de drogas, pero no hay problemas en el municipio, tampoco hemos detectado que existan casas o camionetas de lujo" dijo.

También señaló que trabajará en coordinación con la federación para inhibir el número de asaltos en carreteras, ya que en los últimos días se han incrementado.

Aunque dijo que  van a la baja los delitos de robo a casa habitación y de vehículos en la ciudad, aseguró que es necesario incrementar la seguridad.

"Se incrementará la vigilancia y capacitará a los elementos de seguridad pública", concluyó el Alcalde del lugar.