En menos de 24 horas otra adolescente se quitó la vida en territorio poblano. Esta ocasión los hechos ocurrieron en el municipio de Acatlán de Osorio, donde se reportó el caso de una menor que se envenenó con plaguicida por motivos que se desconocen.
 
A sus 16 años, Ninel Lucero Álvarez estaba sometida a un tratamiento psicológico porque se deprimía constantemente, aunque no saben sus padres a qué se debía, pues afirman que no tenía novio y tampoco problemas.
 
Luego de encontrarla en su cama, sin sentido y con espuma en la boca, la llevaron lo más rápido posible al Hospital General de Acatlán, pero los doctores les confirmaron que ya estaba muerta.