Republicanos se resignan a perder la Casa Blanca

Varios republicanos han decidido separarse de la campaña a favor de Donald Trump, resignándose a que la candidata rival, Hillary Clinton, llegue al poder tras ganar las elecciones.
12 de octubre de 2016      por / Sergio Noriega        Sección Internacional Republicanos se resignan a perder la Casa Blanca

En el marco de la crisis en la campaña del republicano Donald Trump, varios miembros de la cúpula de su partido se han resignado a que su rival, la candidata demócrata, Hillary Clinton, llegue a la Casa Blanca. De esta manera, han decidido cesar el apoyo prestado hasta el momento a la campaña del magnate, quien se ha visto afectado por varios escándalos.

Uno de los casos más representativos es el de Paul Ryan, uno de los líderes republicanos dentro del Congreso, quien dijo que no hará campaña a favor de Donald Trump después de que saliera a la luz una grabación donde el empresario utiliza un lenguaje vulgar y ofensivo contra el género femenino.

A menos de un mes de celebrarse los comicios en Estados Unidos, Donald Trump ha perdido el apoyo de varios legisladores, quienes se sumaron a la postura de Paul Ryan, una situación que deja el camino libre a la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton, en su intento por alzarse con la victoria en las próximas elecciones de noviembre.

Cabe mencionar que Ryan ha dicho que no le entregará más su apoyo en campaña, sin embargo, no rechazó darle su voto, una situación que si han hecho el senador por Arizona, John McCain, así como la legisladora por New Hampshire, Kelly Ayotte. En tanto, algunos órganos del partido han decidido atacar al magnate donde más daño le podrían causar: sus finanzas.

El presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, ordenó que se retiren fondos para la campaña de Donald Trump, los cuales serían transferidos a las arcas del Congreso, el Senado y los gobernadores que representan al partido.