Putin suspende gira sobre Siria en Francia

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, decidió suspender su viaje a Francia el próximo 19 de octubre, en el cual debatiría con su homólogo Francois Hollande sobre el conflicto en Siria.
11 de octubre de 2016      por / Sergio Noriega        Sección Internacional Putin suspende gira sobre Siria en Francia

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, decidió aplazar la visita que tenía pensado llevar a cabo en Francia el próximo día 19 de octubre, en la cual se dialogaría sobre el conflicto en Siria con su homólogo Francois Hollande. Sin embargo, durante las primeras horas de este martes, el Palacio del Elíseo dio a conocer la suspensión temporal del encuentro.

Acorde con las fuentes de la Presidencia de Francia, la reunión entre el mandatario ruso, Vladímir Putin, y el representante del Gobierno francés se debió a una propia petición del Kremlin. Pese a esto, también se reconoció que el viaje del Ejecutivo de la ex Unión Soviética jamás fue anunciado de forma oficial, por lo que técnicamente no sería una cancelación.

Cabe precisar que el motivo principal del viaje era la inauguración de un centro espiritual y ortodoxo ruso en Francia, el cual está compuesto por una catedral. Asimismo, se tenía pensado que los mandatarios celebraran un encuentro privado para debatir sobre la crisis en Siria, la cual se torna cada vez más violenta debido al rompimiento de la cooperación entre Rusia y Estados Unidos.

El diario Le Monde advirtió que Putin decidió cancelar el viaje de manera definitiva, sobre todo, después de considerar que Francia figura como uno de los principales aliados de Estados Unidos dentro del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), organismo que exige el cese de los bombardeos en Alepo.

"¿Es útil? ¿Es necesario? ¿Puede ser una presión? ¿Podemos conseguir que ponga fin a lo que él comete con el régimen sirio, es decir el apoyo a las fuerzas aéreas del régimen (de Bachar el Asad) que lanzan bombas contra la población de Alepo?", se preguntó el mandatario galo, Francois Hollande, en una entrevista en el canal TMC.