Clinton y Trump se enfrentan en segundo debate

La candidata demócrata, Hillary Clinton, y el aspirante republicano, Donald Trump, se enfrentaron en el segundo debate, donde respondieron a preguntas directas del público y la sociedad.
09 de octubre de 2016      por / Sergio Noriega        Sección Internacional Clinton y Trump se enfrentan en segundo debate

En San Luis Missouri, la candidata demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, y el aspirante republicano, Donald Trump, se enfrentaron en un segundo debate, donde respondieron a cada una de las preguntas por el público presente en un lapso de dos minutos.

La primera en responder a las interrogantes fue la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton, quien inició diciendo que durante su gestión intentará promover el respeto de la diversidad. Asimismo, dijo tener una postura optimista para poder afrontar las problemáticas que en estos momentos dividen a la sociedad, algo que solamente es posible prestando atención suficiente a la educación.

Voy a trabajar para todos los norteamericanos, no importa de donde vengan, ni que tipo de religión tengan, sentenció Clinton durante su primera intervención, advirtiendo que la diversidad y la tolerancia deben ser valores sobre los que se finquen los programas de la educación.

Trump, por su parte, precisó que es necesario realizar las modificaciones a los programas sociales, así como a las políticas exteriores, para poder impulsar el desarrollo del país. Asimismo, aprovechó para criticar la Ley de Salud del presidente Barack Obama, así como las relaciones que se mantienen con países como Irán, sin dejar de mencionar el elevado déficit que marca la economía de su país.

El escándalo por los comentarios ofensivos contra las mujeres

De la misma forma, Trump aprovechó la oportunidad para disculparse por las declaraciones machistas en un programa de televisión en años anteriores, las cuales desataron una ola de críticas contra el candidato. Sin embargo, afirmó que este es un tema secundaria que, a pesar de ser un error, cumplirá sus promesas para hacer grande a Estados Unidos.

No importan mis declaraciones, voy a destruir al Estado Islámico, precisó Donald Trump, quien se esforzó por desviar la pregunta hacia otros temas, tales como las fallas de seguridad y el fortalecimiento de economía.

Su contraparte, la demócrata Hillary Clinton reiteró nuevamente que Trump no tiene lo necesario para ser presidente, además de retomar las críticas por sus comentarios discriminatorios. A pesar de las disculpas de Trump, la ex secretaria de Estado dijo que no es suficiente, dado que durante toda su campaña ha caído en este tipo de actitudes.

La tensión se centró sobre las críticas hacia Trump por sus declaraciones, quien a su vez arremetió contra Hillary y su marido, Bill Clinton, a quien acusó de ser un agresor de mujeres, tal como lo demostró durante su gestión y relaciones extramaritales.

Los correos electrónicos de Hillary Clinton

Donald Trump advirtió que si llegara a ganar la Presidencia de Estados Unidos, nombrará a un fiscal especial para que investigue el caso de los correos de Hillary Clinton, quien debería, a su consideración, pedir una disculpa por desaparecer su correspondencia digital durante sus años como ex secretaria de Estado.

Hay vidas destruidas por una quinta parte de lo que has hecho, sentenció Donald Trump, quien fue refutado de forma inmediata por Hillary Clinton. La candidata demócrata llamó e invitó a la población a que visite la página web y a que se documente sobre el caso, el cual ha sido totalmente aclarado por las instancias correspondientes.

Los momentos de mayor apremio para Hillary Clinton fue cuando los moderadores le cuestionaron sobre el caso. Asumí la responsabilidad por utilizar una cuenta de correo electrónico personal, no voy a dar excusas, fue un error, sentenció, para después destacar que existen acusaciones mal fundamentadas.

"Después de un año de investigación, no hay evidencia de que alguien pirateo esta información (...) No hay pruebas de que este material clasificado llegó a malas manos (...) Estoy muy comprometida en manejar la información clasificada durante mi gestión", indicó.

La Ley de Salud de Barack Obama

La representante demócrata, Hillary Clinton, precisó que las primas han subido demasiado pese a la Ley de Salud, sin embargo, advirtió que cuando se aprobó la Obamacare estuvo fundamentado en una buena idea.

"Quisiera ver que es lo que funciona dentro del Obamacare (...) No lo vamos a rechazar como dijo Donald, no lo vamos a empezar de cero", declaró.

Por su parte, Trump aseguró que la Ley de Obama es un total desastre, con cifras que realmente fundamentan su aseveración. El magnate empresarial afirmó que esta norma nunca va a funcionar, además de que representa un enorme gasto para la economía nacional. Tenemos que abrogarlo y suplantarlo por algo que funcione, precisó.

Asimismo, dijo que Clinton desea un sistema de salud como el canadiense, el cual tiene severas deficiencias, razón por la cual varios cuidadanos de dicho país llegan a Estados Unidos.

Libertad y diversidad religiosa

El candidato republicano, Donald Trump, aseguró que es necesario saber que los musulmanes no pertenecen a organizaciones extremistas. Asimismo, indicó que esta comunidad debe reportar las muestras de odio y no alentarlas.

Asimismo, el empresario aludió a los casos de terrorismo que han estremecido a naciones enteras, tal como sucedió con las matanzas de San Bernardino, París y Bruselas. Trump dijo que es necesario reconocer que se trata de un problema, el cual ha sido totalmente ignorado por las autoridades centrales del país.

"Mi visión de Estados Unidos es donde todos tengan su lugar (...) Eso es Estados Unidos, eso es lo que queremos que sea para nuestros hijos y nietos (...) Los musulmanes fueron parte de otros grupos, yo he trabajado con ellos y muchas de sus organizaciones (...) Quiero que ellos sean parte del país, también quiero derrotar a ISIS", respondió por su parte la aspirante del Partido Demócrata.

"Quiero un país en donde los ciudadanos como tú y como tu familia sean bienvenidos al país", agregó Clinton tras los ataques verbales de Trump.

En respuesta, Trump recordó que Clinton votó por la guerra en Irak, para después criticar la política de excesiva apertura a los refugiados, una situación que no se puede permitir debido a que desataría problemas de seguridad en el territorio. A su consideración, es prioritario que se impongan limitantes en la cantidad de inmigrantes procedentes de Siria y Medio Oriente.

El escándalo de Wikileaks y política fiscal

Al ser cuestionada sobre las divulgaciones sobre Wikileaks, Clinton recordó que los ataques cibernéticos proceden de Rusia, siendo esta plataforma fundada por Julian Assange uno de los sitios donde se fuga información poco sustentada.

La ex primera dama advirtió que existe una clara intención de Rusia y algunos sectores para evitar que llegue a la Presidencia, mientras que Donald Trump calificó como una mentira todos los argumentos presentados por su rival. Asimismo, le pidió no compararse con Abraham Lincoln porque es algo ofensivo.

De igual manera, Trump dijo que una forma de evitar los problemas de la administración de Barack Obama, así como de la ex secretaria de Estado, siempre culpan a Rusia. El magnate no dudo en decir que no busca una amistad con Vladímir Putin, aunque no se cerró a una cooperación con la ex Unión Soviética para vencer a ISIS.

"Ella se queja de que Donald Trump se aprovechó del sistema fiscal, pero ¿por qué no cambiaste estas normas? (...) Ella ha estado 30 años en la política y nunca ha cambiado nada y nunca cambiará nada", puntualizó.

"Hillary Clinton va a elevar sus impuestos y no los va a reducir, eso será la mayor diferencia (...) Nos vamos a ir más abajo, tenemos los impuestos más altos del mundo", agregó.

El debate entre los candidatos a la Presidencia de Estados Unidos duró poco más de una hora, ocupando las primeras posiciones en las redes sociales, donde los usuarios se manifestaron en cada uno de los temas sobre los que fueron interrogados.

Entre los tópicos que generaron más discreptancia y tensiones fueron los comentarios machistas de Donald Trump, el caso de los correos de Hillary Clinton y la política fiscal y sanitaria.