Estado Islámico amenaza con ataques en Australia

El Estado Islámico lanzó una amenaza directa contra Australia, esto a través de una publicación donde convocó a realizar una serie de ataques de todo tipo en contra de su población.
06 de septiembre de 2016      por / Sergio Noriega        Sección Internacional Estado Islámico amenaza con ataques en Australia

El Estado Islámico continúa con su campaña de terror en varias regiones del planeta. En esta ocasión, la agrupación terrorista decidió lanzar una amenaza directa contra Australia, esto a través de una revista islámica que se publica por Internet y que lleva por nombre Rumiyah. Cabe mencionar que esta publicación se publicará en varios idiomas a lo largo y ancho del planeta.

En el primer número de la revista, el Estado Islámico exhibe a uno de sus combatientes con un cinturón de explosivos. En tanto, en el subtítulo se puede leer la leyenda: no descansaremos de nuestra yihad hasta que estemos bajo los olivos de Roma. De esta manera, los terroristas advirtieron que diseñaran una estrategia de ataque para expandir su influencia.

La amenaza lanzada directamente contra Australia tiene lugar a lo largo de un artículo que trata sobre un supuesto integrante del Estado Islámico, quien responde al nombre de Abu Mansur el Emigrante. De acuerdo con los reportes, este extremista falleció en la ciudad siria de Manbech luchando codo a codo con los elementos de la organización terrorista. 

Matad en las calles de Brunswick, Broadmeadows, Bankstown y Bondi, convoca el Estado Islámico a través de la publicación, en la cual se pide a los terroristas y simpatizantes utilizar armas blancas o de fuego. Asimismo, al igual que sucedió en Niza, Francia, los extremistas islámico pidieron realizar atropellos masivos o envenenamientos numerosos de personas.

En el artículo publicado en las últimas horas, los elementos del Estado Islámico advierten que el fallecimiento de Al Adnani, uno de sus portavoces, no dañará al Islam, ni tampoco las operaciones que se tenían previstas para desatar el caos en Occidente y los países aliados.