Claves para entender el éxito de Stranger Things

Con grandes detalles de ciencia ficción y con una historia llena de aventura, fantasía y terror, Stranger Things nos demostró que la nostalgia sigue reinando en el mercado.
30 de agosto de 2016      por / Staff Sexenio        Sección Genio Claves para entender el éxito de Stranger Things

Stranger Things, una de las tantas producciones originales de la Netflix, se convirtió en el gran éxito del verano, dirigida y producida por los hermanos Matt y Ross Duffer, la serie fue ganando adeptos desde su llegada al servicio de programas vía streaming el pasado mes de julio.

Ambientada en los años ochenta, con grandes detalles de ciencia ficción y con una historia llena de aventura, fantasía y terror, Stranger Things nos demostró de nueva cuenta que la nostalgia sigue reinando en el mercado actual, por lo que las readaptaciones de Arma Mortal y otras series como MacGyver pueden tener éxito cuando lleguen a la pantalla chica.

La serie se encuentra en planeación de su segunda temporada, la cual seguirá los eventos ocurridos en el pueblo de Hawkins y el grupo de niños conformado por Mike, Dustin, Lucas y Will. Mientras eso sucede, Grupo Sexenio Comunicaciones te presenta, las claves para entender el éxito de Stranger Things.

 

El poder de la nostalgia

Apelando a la nostalgia, las referencias a la década de los ochenta han sido uno de los factores que llevaron a la serie a tener el éxito obtenido.

Ambientada en el año de 1983 en un pueblo pequeño de Indiana, Stranger Things sigue las aventuras de unos chicos poco convencionales a los de la época con gusto por los comics, la ciencia ficción y que se enfrentan a diferentes retos en la búsqueda de uno de sus amigos que desapareció de manera misteriosa sin dejar rastro.

Las características de los personajes, así como el preferir contar la historia a través de un grupo de niños era algo habitual en el cine de los ochentas y de las películas de aventuras, algo que explicaremos en el siguiente punto.

 

El cine de ciencia ficción

Los hermanos Duffer tomaron como referencia diferentes películas de ciencia ficción de los años setenta y ochenta para la creación de Stranger Things, las cuales podemos ver homenajeadas no solo en la temática de la serie, sino con tomas parecidas.

Algunas de estas películas son: Cuenta conmigo, ET: el extraterrestre, Encuentros cercanos del tercer tipo, Los Goonies, Carrie, entre otras, como podemos ver, los trabajos de directores como Steven Spielberg y John Carpenter influenciaron de manera importante a los productores de la serie.

Dentro de Stranger Things, también podemos encontrar algunas referencias literarias, en especial de algunos relatos de Stephen King y de Enid Blyton y su obra Los cinco.

 

Los actores juveniles y el reflejo de la niñez

La serie tiene el factor de llevarnos a imaginar cómo sería una aventura si volviéramos a ser niños, donde el deseo de descubrir nuevas cosas y llegar a la verdad puede vencer el deseo de supervivencia.

De esta forma, uno de los grandes ganchos de la serie es la actuación de los niños, el grupo de actores conformado por Finn Wolfhard (Mike), Caleb McLaughlin (Lucas), Gaten Mararazzo (Dustin), Noah Schnapp (Will) y por su puesto Millie Bobby Brown (Once); llevan muy bien la serie debido a que la amistad entre ellos se siente muy natural, además, sus características individuales hacen que más de un espectador se sienta identificado con alguno de los personajes.

 

Actores del pasado con un segundo aire

Las actuaciones de Winona Ryder y Matthew Modine, dan también un gran soporte a la serie, ya que, sin ser los protagonistas, son parte fundamental de la historia al interpretar a la madre del niño desaparecido y a un científico sin escrúpulos para llevar a cabo sus planes.

Aunque para algunos críticos la actuación de Ryder es un poco sobreactuada, se trató de un gran regreso a la pantalla chica, por su parte, Modine, conocido por su papel en “La chaqueta metálica”, tiene una destacada actuación y que lo identifica como el villano de la serie.

 

El elemento de la música y los grandes clásicos

La música original compuesta por Kyle Dixon y Michael Stein, parte de la banda Survive, es uno de los grandes elementos que ayudan a la atmosfera alrededor de Stranger Things. Teniendo al sintetizador analógico como instrumento clave son capaces de acompañar las escenas y las intensas apariciones del monstruo conocido como Demogorgon.

Por otra parte, la aparición de canciones como Should I Stay or Should I Go de The Clash y de la música de otros artistas como Peter Gabriel, New Order, Joy Division, entre otros, dan ese toque de nostalgia y ochentero necesario a la serie.